Vivir experiencias

General

Hoy vamos con la segunda parte de ese fantástico fin de semana fotográfico que pasamos con Álvaro Sanz en Cutamilla.

Amanecimos el domingo un poquito más tarde que el día anterior, pero con las mismas ganas de seguir comiéndonos el mundo con la cámara.

Después de varias horas de clase teórica, nos fuimos a disfrutar de un paseo por el campo, y a tratar de poner en práctica todo o parte de lo que habíamos aprendido. Cuando estás con la motivación en modo-on, lo mejor es que las fotos salen solas y ves por todos lados, momentos y detalles susceptibles de ser inmortalizados. Y lo disfrutas el doble, por que surge solo, sin necesidad de ir buscando la foto bonita o el instante perfecto... porque en realidad cualquiera lo es.

Cutamilla_AlvaroSanz-71

Cutamilla_AlvaroSanz-67

Cutamilla_AlvaroSanz-73

Este curso ha sido especial por muchas cosas; el sitio, la comida, el trato, las clases, pero sobre todo, por la gente. Ha sido un grupo en el que todos hemos conectado. Una de esas cosas maravillosas que parece fácil conseguir y que en cambio, no siempre ocurre. Eramos 25 personas que no nos conocíamos de nada, a excepción de dos o tres, con gustos muy diferentes pero un mismo objetivo común, aprender fotografía y hacerlo de la mano de Álvaro, que siempre es más divertido, inspirador y llevadero.

Junto a él, el camino parece más fácil...

Cutamilla_AlvaroSanz-75

Cutamilla_AlvaroSanz-101

Cutamilla_AlvaroSanz-76

Mara también ha tenido parte de culpa. Cuando se juntan personas con ganas de agradar y hacerlo todo fácil, pues pasan estas cosas.

Para el segundo día había prometido prepararnos algo sencillito para tomar en el camino, algo rápido, y nos volvió a sorprender... Como dijo Álvaro, "mi concepto de un bocadillito de nada es un tanto diferente..."

Está claro que la que tiene arte, lo tiene hasta para hacerte un simple bocata. Algo tan sencillo como envolverlos en servilletas de cuadritos y ponerlos en una cesta, y ya parece otra cosa.

Si además extiendes unas cuantas mantas bonitas en el suelo, pones unas uvas aqui y allá, queso, sandwiches, una copita de vino y enciendes una hoguera a nuestro lado, el "algo sencillito" se convierte en un picnic deluxe, que como bien estuvimos diciendo durante todo el finde, nada tenía que envidiar a nuestros admirados planes Kinfolk :).

Cutamilla_AlvaroSanz-77

Cutamilla_AlvaroSanz-80

Y así pasamos parte del día, con nuestros panderos plantados en medio de un bosque, hablando, comiendo, contemplando lo que teníamos alrededor y disfrutando muuuucho.

El tiempo por un ratito se paró y de allí no había quien nos moviera. Álvaro no pudo más que rendirse al encanto de todo lo que estábamos viviendo e improvisar allí mismo algunas de las clases que teníamos previstas dar cuando volviéramos a la casa. Todo eso era demasiado bonito para encerrarnos entre cuatro paredes a dar clases de Ligthroom.

Y es lo bueno de sus cursos, que nunca sabes lo que va a pasar después, y eso te mantiene vivo y con la chispa siempre encendida... La expresión "carpe diem", desde luego parece hecha a su medida.

Disfruta del momento y luego ya se verá...

Nos costó mucho arrancar, el plan desde luego invitaba a pasar allí el resto del día sin ningún tipo de problema, pero todavía nos quedaba un último café en otro rincón precioso de Cutamilla y un último ejercicio. Un último reto para darle una alegría a Álvaro después del desaguisado que le habíamos presentado el día anterior ;).

Se trataba de hacernos un retrato por parejas en alguno de los rincones de la casa y a la luz de una ventana.

Yo compartí ejercicio con Anna y la verdad es que fue muy fácil trabajar con ella... Con esa carita, poco hacia falta...

Quería algo sencillo y muy natural y de entre todas las fotos que hice, me quedo con esta...

Desde aquí quería mandar un besazo enorme a todos mis compañeros: Mi querida Marina, Vero, Anilú, Inés, Anna, Yolanda y Javier, María y Pablo, Emi, Anna, María, Conrado, nuestra anfitriona y gran cocinera Mara, Angel Luis, Nuria, Laura y Pablo, el gran Tito , Maybe, Carlos y Carol, los increíbles Quiroga Páez, Luis, el único e irrepetible Álvaro Sanz y mi niño, Tachin.

Nos volveremos a encontrar en algún lugar, un día cualquiera, para juntar las piezas del #memonatura ...

¡Feliz miércoles!

 

 

17 comentarios

  1. Que maravilla de fin de semana, el curso, la vivencia, la gente, el picnic, los amaneceres, los desayunos, una maravilla!!! Sigüenza, precioso, aaay mi tierra alcarreña, aunque yo soy del otro lado, es un pueblo precioso y la finca una maravilla.
    Un besazo y espero que nos veamos en otro, me hubiera encantado apuntarme y justo ese finde estaba nuestro chico en España.

  2. Qué fin de semana más maravilloso. Cada vez que veo las fotos de uno de los cursos de Álvaro, me digo: “al próximo no fallas” pero qué difícil es compaginarlo todo!!

  3. Ese picnic improvisado no puede tener mmás esttilo! Se nota que la conexión del grupo ha sido total y que habéis pasado un par de días maravillosos.

  4. Qué bonito todo, qué chulada de sitio, esos sandwich envueltos en servilletas, el vinito, la hoguera, ummm qué maravilla. Gracias por compartirlo. Besitos.

  5. La penita de perdernos estas cosas por la lejanía se compensa en el rato que disfrutamos de tus fotos imaginándonos allí… ¡Preciosas una vez más Bea!

  6. Qué picnic más glamuroso! Y madre mía qué fotazas! A este paso le vas a quitar el puesto a Álvaro y te vas a poner tú a dar las clases! Muchisismas gracias por compartir… me entran unas ganas de apuntarme al de diciembre… aiiiinssss

  7. Bea, qué preciosidad y gracias a ti! Con esa fotógrafa cómo no iba a quedar bien el retrato! un lujazo, pero las guardo todas, igual que me guardo todos los instantes vividos. Besazos!

  8. Que pasada¡¡¡ me acaba de entrar un relajación que no veas. Yo en abril me compre una camara reflex una de las ilusiones de mi vida y me encantaria hacer un curso y de este tipo ni te cuento. Besos y feliz fin de semana.

¡deja tu comentario!