UN VERANO EN LA MASÍA (I)

Diario

Si os gustó Winter Christmas Tale, esperad a sentir el calor de un verano en la masía familiar.

La nueva colaboración con Massimo Dutti Kids.

Después del buen sabor de boca que nos dejó la colaboración de invierno y las galletas de Martina de Il Tavolo verde, cbda y Massimo Dutti decidimos volver a juntarnos para contar una nueva historia, más veraniega, con el encanto de una masía familiar en el Empordá y la tramontana soplando de cara.

Es una historia inspirada en los clásicos veranos de niños, de los de siempre, sin ataduras, ni grandes despliegues, más que una casa en el campo, una piscina y un grupo de primos y amigos.

Saltar en la cama, buscar insectos, hacer un picnic, leer cuentos juntos, pasear con los perros, bañarse en la piscina, montar en bici, contar secretos... y vuelta a empezar...

CbdaXMassimoDutti-108

CbdaXMassimoDutti-80

CbdaXMassimoDutti-99

Una vez leí una frase que se me quedó grabada : "Vive cada día como si fuera verano".

Y es que el verano trae algo en el ambiente que hace que todos seamos un poquito más felices.

Y esa felicidad se vuelve todavía más inocente cuando nos remontamos a los veranos de la niñez. Esos en los que hacíamos piña con amigos, cuando comenzaban las aventuras, las confidencias, las risas y toda nuestra existencia giraba entorno a ellos.

Ese sentimiento de libertad, de veranos interminables entre amigos y primos, fue el que nos sirvió de inspiración para esta historia de verano.

Un verano cargado de recuerdos, de los que ya no se olvidan, de los que te acompañan toda la vida, dejan poso dentro de tí y te sacan una sonrisa siempre que vuelven a pasar por tu cabeza.

¿Los recordáis?

PISCINA-EMPORDA-DUTTI

CbdaXMassimoDutti-122

Time os our lives

CbdaXMassimoDutti-120

CbdaXMassimoDutti-112

CbdaXMassimoDutti-127

Uno de los primeros veranos así que yo recuerdo fue en Foz en Galicia, como con 8 añitos. Formamos un grupo de amigos donde cogíamos caracoles, hacíamos casas con todo lo que encontrábamos por los alrededores, cuidábamos de un topo que andaba perdido, nos quedábamos hablando y jugando al escondite por el pueblo hasta que nos llamaban para cenar y a veces incluso cenábamos y volvíamos a quedar para seguir jugando...

Ese tipo de veranos, de lo que marcan etapas y de alguna manera nos marcan a nosotros.

PICNIC-EMPORDA

CbdaXMassimoDutti-96

feelslikesummer

CbdaXMassimoDutti-101

CbdaXMassimoDutti-89

CbdaXMassimoDutti-104

CbdaXMassimoDutti-92

Las fotos oficiales del editorial que ya podéis ver en la web de Massimo Dutti, las realizó Mónica Suárez de Tangil, a la que conocía y admiraba por su trabajo en Vogue niños y que nos pareció que podría ser la persona perfecta para plasmar todo lo que allí queríamos contar.

Para el blog quisieron que yo contara la historia a mi manera, aportando mi mirada a esta preciosa historia de verano, que es lo que os traigo hoy aquí. Una primera parte de todo lo que vivimos, con el fin de plasmar un punto de vista diferente, desde otra perspectiva.

CbdaXMassimoDutti-86

CbdaXMassimoDutti-84

CbdaXMassimoDutti-106

CbdaXMassimoDutti-83

Dentro de unos días os traeré la segunda parte de este verano para recordar.

¡Ganazas de vacaciones!

8 comentarios

  1. Me encanta! Esos son los veranos de mis niños en el campo de Jaén. Rodeados de primos, de olivos, de una huerta, de pinos, de placer muy simples y sencillos pero inolvidables. Para mí, son los mejores! Enhorabuena! Y la ropa preciosa! 😉

  2. ¡Enhorabuena! Creo que habéis conseguido transmitir lo que queriais. Las fotos son preciosas y el ambiente que habéis creado transmite tranquilidad, alegría y sobre todo, verano!!

    Por otro lado, me encanta saber que guardas un buen recuerdo de tu verano por mi tierra 😉

  3. Entre las fotos (100% naturales y luminosas, como los veranos de cuando éramos pequeños), el texto tan minucioso y los maravillosos versos de Tim Wheeler, ahora mismo puedo recordar hasta los olores de aquellos veranos interminables, de sol, piscina, playa; de hoteles, de la masía de Sant Martí S., de la casa de los abuelos en la sierra alicantina, de turismo, de familia, de primazzz, de 40 sentados a la mesa a punto de devorar 4 paellas de concurso, bajo la sombra de las moreras… Un viaje a la infancia no deja de ser un viaje a la felicidad. Gracias, Bea, como siempre. Un abrazo grande.

  4. super!! ando buscando para mis dos hijos ropa para una fiesta que quiero que sea bonito pero luego reutilizable…. y me habia olvidado de Massimo dutti. Ahora mismo me lanzo…
    Gracias

Responder a eSteR Cancelar respuesta