Un paseo por el campo

General

Con el tiempo que estamos teniendo ultimamente, con fresquito pero con solazo, lo que más apetece el fin de semana, es salir a pasear, y si es a dar una vuelta por el campo, mejor que mejor.

Tenemos la suerte de tener un pinar enorme al lado de casa, asi que este domingo, aprovechando que no teniamos nada planeado (para variar), nos fuimos la familia al completo, a dar una vuelta por el campo.

Desde que Martina empezó a andar, no habíamos ido todavía por allí. Asi que fue su primer paseo de verdad por el bosque, entre hojas, palos, hierba, árboles...

No terminaba de sentirse muy segura en un terreno tan desconocido, pero enseguida cogió confianza y fue corriendo a sentarse en el primer tronco cortado que vio...

El tronco no levantaba 1 palmo del suelo, pero lo suyo le costó subirse. La pobre no domina todavía el giro cuando se sube a algún sitio. Pone una rodilla, después otra, y cuando se gira para sentarse, se cae, y así puede estar, hasta que lo consigue... Asi que cuando lo hizo, estaba super orgullosa y feliz.

Se lo paso pipa jugando al escondite detrás de los árboles...

y cogiendo hojas secas... En el cole las han utilizado para hacer un collage y le encantan, sobre todo estrujarlas.

Es una gozada poder disfrutar de planes así en pleno mes de enero. Me encantan los dias de sol en invierno, son gustositos, ¿verdad?

Martina acabo agotada... lo perfecto para llegar a casa lista para una siestecita ;).

¡Y ya es finde otra vez!

¡Que lo disfrutéis!

7 comentarios

  1. Está guapísima, que entorno más bonito.
    Me encantan esos paseos y como bien dices, que gusto da el solecito en invierno. Un saludo

  2. Pero qué guapísima y mayor está Martina!!! Cómo disfrutó ella y lo que disfrutamos nosotros cuando los vemos divertirse y experimentar…buen finde!

¡deja tu comentario!