A mesa puesta / Desayuno tranquilo de domingo

General

Un desayuno sencillo para una mañana de domingo

Hace unas semanas @pacerez y yo fuimos a pasar un finde semana a la casa del pueblo de mis padres. Está bastante cerca de la mía y es un auténtico placer y un privilegio poder disfrutar de ella de vez en cuando. Tanto en verano como en invierno es un lugar perfecto para desconectar y estar tranquilo.

Y mientras desayunábamos mirando el jardín entre las rejas de las ventanas pensé:

"Me gustaría transmitir y compartir esta sensación de tranquilidad y animar a la gente a que se siente a disfrutar de un tranquilo desayuno de domingo (mientras nos dejen nuestras obligaciones varias, que lo sé, (casi) todos las tenemos )."

Entonces pensé que al día siguiente, el domingo, iba a hacer un A MESA PUESTA de un desayuno tempranero para mi solita. Y ya que lo que buscaba era relajarme mientras no hubiera nadie levantado, tenía que ser fácil y rápido de preparar para que empezar a disfrutar sin habernos estresado previamente.

mesa-desayuno-8

mesa-desayuno-17

mesa-desayuno-6
Como veis es una mesa sencillísima en tonos rosas-naranjas-azules. Sé que la mezcla puede resultar extraña, pero el conjunto quedó interesante, y el naranja le daba ese toque otoñal que toca. Unos paños como mantel (algo muy recurrente en mis mesas ya que creo que es algo que tenemos siempre en casa, no tenemos necesidad de invertir en miles de manteles y además es resultón), y decoración y vajilla sin complicaciones.

Usé una taza y platito azules marino, unas de mis nuevas piezas de desayuno de Nona Bruna y un precioso cuenquito rosa y beige multiuso (que tan pronto lo uso de jarrón como de tazón) de Verónica Moar, para prepararme un yogur con kiwi.

mesa-desayuno-7

mesa-desayuno-4
La tarde anterior había hecho un bizcocho que me sirvió para tener mi bocado dulce matutino. No obstante, yo soy más de salado y me puse unas tostaditas de pan de cereales con tomate y aceite de oliva mientras tomaba el café, al que acompañé con el irresistible azúcar de canela de Petra Mora.

mesa-desayuno-5

mesa-desayuno-3

mesa-desayuno-2

mesa-desayuno-1
Respecto a la decoración, me di un auto-homenaje y hasta me hice dos centros ¡uno de ellos frutal! Sencillísimos y con cosas que tenía muy a mano. Me hice un centrito de ramas de olivo de uno de los árboles del jardín en una taza de IKEA. Y puse también unos cuantos caquis de “producción casera” (que resultaron una decoración preciosa y deliciosa!) dentro de un cazo finísimo e ideal, una de mis últimas adquisiciones. Aún estoy dudando si lo voy a usar para su cometido original porque no quiero que se estropee! Al igual que la cucharita de cerámica rosa, el cazo es de Los caprichos de Camille, una de las tiendas más bonitas de Bilbao, que también tiene tienda online aunque lo ideal es que fuerais allí para encontraros con Lorea, la encantadora dueña.

mesa-desayuno-14

mesa-desayuno-15
Os dejo con algunas de las fotos que saqué. Os confieso que verlas de nuevo me retrotrae a ese momento de tranquilidad.

Quizá ver estas fotos me sirva de terapia entre semana cuando mucho días (confieso) desayuno mal y rápido, o cuando me tomo un simple café en la oficina entre mail y mail.

mesa-desayuno-13

mesa-desayuno-12

mesa-desayuno-11

mesa-desayuno-16

mesa-desayuno-10

¿Nos os apetece un desayuno tranquilo un domingo teniendo en previsión una semana loca?

¡A relajarse! Sea domingo, lunes o jueves… cada uno que busque su momento de desconexión a solas y guardad ese recuerdo para saborearlo después.

Yo ya lo estoy haciendo…

26 comentarios

  1. María, soy fan absoluta de tus mesas, de Los caprichos de Camille, de Petra Mora (y sus maravillosos packaging) y de los desayunos tempraneros en el pueblo. Echo de menos los que yo me he dado este verano antes de que se despertara mi tropa. Un beso muy fuerte.

    1. Pues hay que recordarlos de vez en cuando Elena! Yo lo intento hacer cada fin de semana. No siempre puedo pero es una de mis prioridades findesemaneras: desayunar con la tranquilidad con la que no puedo hacerlo entre semana. Hay que aprovechar cuando se puede. Besos!

  2. María: Genial propuesta, para esos lunes como hoy en los que sales a la calle con un café bebido. El detalle de los pañitos con el que muchas veces acompañas tus mesas me encanta. Yo a esos paños de Ikea también les doy muchas utilidades y los uso mucho. Esperando ya tu propuesta de diciembre…

    1. Muchas gracias Marta! Al final se puede echar mano de lo que tienes en casa para dejar una mesa bonita. A ver que sale para la de Diciembre! Besos!

  3. Ideales tus desayunos de domingo…
    da igual si es en casa o en el campo…¡¡eres la anfitriona perfecta!!… imagino la emoción de tus hijas al levantarse y encontrar una mesa llena de ricas viandas…. ¡haces un acontecimiento de cada pequeño detalle!! Ay!

    1. Espero que se emocionen… cuando las tenga! ajajaja! Aún no soy madre, pero tenga a quien tenga al lado, siempre gusta que estén en un ambiente acogedor sea donde sea, verdad? Muchas gracias y besos!

  4. María, me ha encantado.
    A mí los domingos me encanta levantarme pronto y mientras mi pareja duerme, desayunar tranquilamente y luego volver a meterme en la cama (con la barriguita calentita) a leer un rato.
    Incluso a veces, me vuelvo a dormir.
    En Petra Mora quiero hacer las compras para un par de regalitos de Navidad.
    Organizo el lote y ellas mismas lo envían.
    Nona Bruna y Verónica Moar son geniales.
    Lástima tener tan poquito dinero.
    Deseando ver la mesa de diciembre, ¿algo navideño quizás?
    Seguro que sería una mesa muy especial y nada convencional.
    Un beso grande y feliz semana.

    1. Muchas gracias por todo Soledad! Cualquiera de esas boniteces son perfectas para un regalito de Navidad! Saludos!

  5. Siempre siguiéndote y desde Buenos Aires disfrutando tus mesas, aventuras y tan inspiradoras fotos. Cariños de Silvina.

  6. El desayuno es una pasada y hay cositas con mucho encanto, pero lo mejor de todo, es el tiempo y la compañía, desayunar sin tener que mirar el reloj con las personas que amamos ¡no tiene precio! Un abrazote enorme

    1. Tienes toda la razón, el tiempo y la compañía son lo que hacen los acontecimientos especiales, sean grandes o pequeños. Abrazo!

  7. Me encanta el post y me encantaría de verdad poder concedérmelo pero me parece algo imposible… De momento mi relax matutino que más se aproxima a lo que retratas en el post es el desayuno de los viernes, que es el día que trabajo desde casa y aprovecho la vuelta desde el cole de mi jirafa mayor para parar en un bar de la Casa de Campo de Madrid cuyo entorno me encanta y me teletransporta a un día sin estrés ni montañas de cosas pendientes por hacer….

    1. Te animo que sea donde sea, y como sea, saques el tiempo para ti, que lo necesitamos tod@s. Saludos!

  8. Una vez más me sorprendes con tu originalidad. Cada mes espero tu “mesa” para ver esas maravillosas fotografías y qué has elegido para cada ocasión.
    Sigue así, disfrutando de los pequeños placeres que son los que de verdad satisfacen.
    Un abrazo

  9. Hola Bea !!te deje un comentario sobre el post de la habitación de Martina y Lola ,estoy interesada en saber donde conseguiste el papel de rombos de la pared ….sé qué no tiene q ver con este post ,pero por sí no lo leíste …es q me interesa mucho …gracias!!

  10. Hola Bea !!estoy interesada en saber donde conseguiste el papel de la habitación de Martina y Lola…gracias!!!

  11. Como me gusta tu desayuno,lo de los paños de cocina yo tambien lo hago,me encanta tu buen gusto.
    Un beso

  12. Me ha encantado el desayuno, ahora sí que me marcho contenta a trabajar;) muchas gracias!

  13. mmmmmm…. pobre Pablo…Quien le puso el desayuno?? jeje es broma! precioso y delicioso!!!

  14. Para mí el desayuno es uno de los momentos más bonitos del día, lo disfruto siempre, aunque entre semana no le dedico tanto tiempo como querría. Eso sí, los fines de semana, lo disfruto con calma, música, un libro,… con lo que me apetezca.

¡deja tu comentario!