“Marlangueando” que es gerundio

General

Ayer tuvimos un plan en familia y con amigos, bueno un plan no, un PLA-NA-ZO.

Fuimos al concierto que Marlango y la Dra. Sonrisas "Cariburi", daban en Grey Elephant. Uno de esos planes que llevábamos tiempo esperando ilusionados...

Domingo, 12 de la mañana, la gente va llegando poco a poco a Grey Elephant, los niños acompañados de sus padres van cogiendo sitio por el suelo de la sala, y de repente, comienza a sonar el piano y se hace el silencio...

Alejandro nos regala sus primeras notas que amansan a las fieras y nos saben a gloria...

Entonces aparecen en escena Leonor acompañada de la Dra. Cariburí, y una troupe de niños que no querían separarse de su lado... No es de extrañar...

Terminadas las presentaciones, comienza de nuevo a sonar el piano y el precioso silbido de Leonor nos deja a todos ensimismados...

(Para ambientar este post, os aconsejo dar al play en este "Pequeño vals" que os enamorará). Me hizo especial ilusión escucharlo en directo ya que es una de mis canciones favoritas de Marlango y quise bailarlo como vals en mi boda...

Leonor estaba guapísima, con su vestido de tul blanco y derrochando ese encanto que le caracteriza y que consigue atrapar tanto a mayores como a niños.

Todos estábamos medio hipnotizados escuchándola cantar en directo... Los niños permanecían sentados, todavía algo tímidos, con miedo a levantarse a bailar, pero Leonor les invitó a dar vueltas y vueltas, ("round and round") y empezaron a animarse poco a poco y pronto estaba la pista llena de pequeños bailarines dispuestos a pasárselo en grande, entre ellos, por si había alguna duda, Martina, enfundada en su camiseta de los Rolling Stones...

Después de hacernos disfrutar a todos con unas cuantas canciones, llegó el temido momento de "y para terminar"...

Pero esta vez, Martina y yo estábamos preparadas, habíamos estado haciendo unos carteles como buenas "groupies" que somos del grupo, y llegado el momento, Martina sacó uno de ellos...

Lo que provocó una gran carcajada... Y no era para menos, la pobre se tomó muy en serio su papel, y fue toda decidida a dárselo en mano...

Tras las canciones de Marlango, llego el momento de diversión con la Dra. Cariburí, de la Fundación Theodora, especializada en ombligología. La Dra. Cariburí doctorada en la Universidad de Jajajarvard, es uno de los 30 Doctores Sonrisas "especializados en hacer que los niños hospitalizados se vuelvan más fuertes ante la adversidad, se distraigan, se emocionen, jueguen y sobretodo, que no paren de reír. Y es que a veces una simple sonrisa se convierte en la mejor medicina." Si queréis conocer su labor no dudéis en visitar su web, hacen un trabajo precioso y muy necesario.

Los niños se lo pasaron en grande con ella, imitando animales y cantando canciones infantiles acompañados en todo momento por Marlango.

Les repartieron panderetas, maracas, matasuegras, y fue divertidisimo verles disfrutar a todos tanto.

Pero todo lo bueno tiene un final... Un final muy dulce en este caso, ya que Marlango nos regaló otras dos canciones más...

Es una gozada ver su empatía con los niños...

Aunque a Martina lo que realmente le fascinó fue el sonido del piano... ¿Nos querrá decir algo? :)

Antes de irnos, los chicos de Marlango le dedicaron a Martina el cartel de groupie que con tanto cariño había hecho para el concierto, y que colgaremos en su cuarto como recuerdo de un concierto increíble.

Fue una auténtica delicia de mañana. Grey Elephant nos volvió a regalar uno de esos momentos únicos a los que nos tienen acostumbrados, y es que en ese lugar se respira un ambiente especial, que hace que los niños puedan ser niños y los mayores también...

Y además todos los beneficios iban destinados a la Fundación Theodora, y entre todos ayudamos a llevar 90 visitas de los Doctores Sonrisas a los Hospitales. Así que la alegría fue doble.

Estamos deseando repetir...

Por la tarde n nuestra casa, no paró de sonar ese "Pequeño vals", mientras Martina y yo dábamos vueltas y vueltas en la cocina...

¡Feliz semana!

28 comentarios

  1. está claro que a martina le gustan las cosas que hacen ruido. no te preocupes, que en un par de años le dejo l “guitarra de principiantes”…y os lo pasaréis pirata todos. martina aprendiendo acordes, y vosotros oyendo sus pequeños progresos diarios. v a ser de un tierno…
    muy bonito post. ha sido el primer concierto de noa?

  2. Simplemente, precioso. Tú crónica, las fotos, Martina… Qué envidia (sana, eso sí) no haber podido estar allí. Gracias por compartirlo, no lo hemos vivido, pero a través de tus palabras podemos “revivirlo”.

  3. wow!! realmente se ve que fue un concertazo!!!! me hubiese encantado ir y ver a MArtina con sus cartelitos!! jajaa sois lo más!!!

  4. ¡Qué delicia! Me ha encantado tu post y la idea de dar conciertos para peques de alguna de la música que puede gustar a sus padres. No se trata de hacerles mayores antes de tiempo, sino de que disfruten de un modo muy intergeneracional y enriquecedor.
    Me ha encantado, de verdad y… ¡¡me ha dado una envidia!!… je,je,je…
    Mil gracias por contarlo y por las fotos… parece como si sonaran y todo.
    Un abrazo.
    Pilar.

  5. Bueno, a parte de que me encanta Marlango y la dulzura de Leonor, por lo que este post ya de por sí me encanta… creo que voy a empezar a hacer carteles yo para hacerme groupie de Martina… Te puedo asegurar que no, no es amor de madre… es que es preciosa!!!!

  6. Me ha encantado el post de hoy. Y Martina está para comersela de rica y simpática!!! Tenéis mucha suerte de contar con esos “planazos”.
    Si os apetece hoy estoy de sorteo en el blog.
    Besos.

  7. ¡¡Qué planazo!! Y yo metida en casa con los dos enanos viendo llover… pero como siempre, lo vi tarde, que los días no me dan para más, ¡y las entradas se agotaron enseguida! La próxima estaremos en Grey Elephant, seguro… ¡me han encantado las fotos y no paro de escuchar “Pequeño Vals”, gracias por hacernos partícipes del día con tu post!

    Un beso!

  8. Fue una experiencia preciosa y solidaria. Por ahí veo la cabecita de mi Sofía bailando! Fue un placer conoceros!

  9. Jo qué bonito!!
    Además he leído el post con la canción del vals de fondo, así que casi hasta me emociono!!
    Y encima si es benéfico todavía tiene más encanto.
    A ver si repiten pronto y podemos ir!!

  10. Qué plan tan guay! Por cierto, reconozco entre tus fotos a una pequeña que tengo que ir a ver en persona… Hola Noa! Un beso.

  11. ohhhhhhh!!!!! Que lujazo Bea!!!!! Me encanta Leonor, tiene algo especial, si a los adultos ya nos deja embobados, con los niños ya debe ser increíble!!!! Es precioso poder compartir momentos así con los niños
    Ah!!! Y ese cartel es genial!!! Así cualquiera se resiste a hacer el bis!! Gracias por el resumen, así es como si hubiéramos estado un poquito allí y hasta la magia nos ha llegado!!! Besos

  12. Martina es monísima, tiene madera de fan ;))) Qué buen plan de domingo, seguro que disfrutasteis muchísimo en familia.

    besos

  13. Super concierto. Al final me pase todo el día silbando ^__^
    Y cuanta gente guapa, sobre todo ese hombretón pintado de pirata con
    pañuelo en la cabeza que se ve en la cuarta foto.

  14. Qué post tan especial! Se ve que los niños disfrutaron muchísimo! Martina con el cartel… Sencillamente genial, y además menudo recuerdo se va a llevar del concierto!

    Por cierto, no conocía el “Pequeño vals” y me ha encantado… Gracias!

  15. Marlango es genial… bueno Leonor es genial. Es de esas pocas cantantes polifacéticas que hacen de todo. Debió ser bien emocionante y conmovedor el evento. Qué bueno que existan cosas de estas en la vida.

  16. ¿Quizás Martina por el personaje que interpretó Leonor en “Son de mar”?
    Fue mi caso, mi elección si mi hijo Javier hubiera sido niña, además de tener una antepasada llamada así.
    Felicidades por el blog, me encanta.
    Saluditos
    Piola

¡deja tu comentario!