En casa de Lila & Tom

La casa de Kathleen y Jan de Lila & Tom en Barcelona,  es como ellos, sorprendente, estilosa, diferente, con gran atención a los detalles y ese toque francés que ya sabéis bien todos que me encanta.

Me hice fan de Lila & Tom desde mis comienzos con el blog. Por aquel entonces me pasaba horas brujulueando por internet buscando tendencias, cosas bonitas que sacar, inspiración y un día llegué hasta ellos. No sabía realmente bien a que se dedicaban, pero lo que tenía claro es que todo lo que veía en su mundo, en sus fotos, sus campañas, me encantaba. Todo destilaba buen gusto, del de verdad, del que se nota que hay mucho trabajo detrás y un estilo innato.

Y recuerdo que les escribí un mail, no recuerdo muy bien para qué, me tenían totalmente fascinada sus editoriales y sus “Fashion Stories” El otro día estuvimos hablando de ello, pero ninguna de las dos conseguimos acordarnos del asunto.

El caso es que en uno de mis últimos viajes a Barcelona para ver a Lili, quedamos a comer en casa de Kathleen que es amiga suya y por supuesto, aprovechar para hacer un reportaje porque la casa es muy especial.


Situado en un ático de la parte alta de Barcelona y con unas vistas de la ciudad condal que son un espectáculo.

Lo primero que me llamó la atención nada más entrar en su casa, fue ese piano negro envejecido y la escalera que sube al segundo piso con el mapa de América del Sur en grande.

Me encanta llenar las casas de piezas con historia y llenar de historias algunas de ellas.

“El piano fue un mega super regalo que nos hicieron unos  amigos franceses que vivían en Barcelona y que se mudaron a Dubaï. Me encanta porque viene de Bruselas como yo y es en Barcelona que nos encontramos…”

(Kathleen Boonen)

La estancia de arriba, donde se encuentran las zonas comunes más importantes de la casa, está a la vista desde las escaleras de subida, gracias a un impresionante ventanal.

La cocina está unida al salón (mi sueño) y está llena de muebles y objetos de decoración encontrados en múltiples mercadillos.

Y es que su estilo, como ella misma dice es un “Flea Market Style”.

“Nos gusta comprar los muebles sobre todo en los rastrillos,  “les puces” y “vide-greniers” del sur de Francia y de todas las ciudades a donde viajamos. En estos sitios los objetos te eligen a ti en función de tu estado de ánimo. Hace unos días fuimos al Mercantic de Sant Cugat en búsqueda de una mesa… ¡y volvimos con una chimenea antigua de madera para nuestra habitación!”

(Kathleen Boonen)



El mueble de botes de caramelos antiguo me contó que fue de lo primero que decidió que iría en la cocina, a pesar de que la persona que le ayudó con la reforma no las tenía todas consigo, pero no había negociación posible, los botes tenían que estar sí o sí, y yo hubiera hecho lo mismo porque son geniales, diferentes, y además me cuenta que muy cómodos y útiles.

Así es como me gustan las casas, con personalidad propia.

Kathleen y Natalia, la persona que trabaja con ella, nos sorprendieron con una muy sana y riquísima comida.

Hicieron una ensalada de hinojo y naranja que estaba muy muy rica, nunca lo hubiera dicho.

Le pedí la receta Natalia y me la pasó enseguida. Os la dejo por aquí por si también queréis probar a hacerla, es tan facilita que no os lo váis a creer.

“Cortas hinojo a rodajitas y luego naranja y aliñas con una vinagreta de aceite, vinagre y un poco de limón y salpimentas al gusto”.

Y luego esa cocina de fuegos Smeg, esa balanza, esas vistas desde el fregadero… (suspiros…)

En esta casa llena de ventanales al exterior, la luz estalla en cada rincón y es un auténtica maravilla poder disfrutar de un lugar así.

Si me preguntaran qué cualidades tendría que tener la casa de mis sueños, que fuera muy luminosa sería una de ellas. 

Me hubiese quedado allí toda la tarde, pero justo ese día tenía también una cita con Ferrán Adriá en El Bulli Foundation, así tan pronto nos tomamos el café, tuvimos que irnos pitando.

Eso sí, no me fui sin fotografiar las habitaciones y en próximos post os las enseñaré.

Y por si no paso por aquí antes del fin de semana, ¡Feliz Navidad a todos! Que disfrutéis muchísimo, no comáis demasiado, pero sin dejar de tomar una dulce sopa de almendras! Yo ya estoy salivando…

10 Respuestas a “En casa de Lila & Tom”
  1. Cristina Ferrer

    Vaya casa chula! Las cocinas son mi debilidad y esa es chulisima!!
    Y de la ensalada, que te voy a decir!! Mira nuestra ensalada de navidad del último número de KivaMagazine!! Hinojo, mandarina, cebolla morada ummmm
    Feliz Navidad!! Un beso fuerte!!

    Responder
    • conbotasdeagua

      Me la había perdido Cris! Voy ahora mismo!
      Besotes y gracias!

      Responder
  2. Abi González

    Me ha encantado! cada detalle, cada rincón…. ufff me encantaría tener algunas de las piezas tan especiales que nos enseñas en la foto! Estilazo absoluto!

    Feliz Navidad! Bss.

    Responder
    • conbotasdeagua

      Totalmente de acuerdo, a mi también me encantaría 😀
      Un abrazo!

      Responder
  3. Ester

    Feliz Navidad, preciosa!!… Salud y mucha felicidad, para estas fiestas, para el 2017 y para todos los días que están por llegar. Un abrazo grande, Bea!! 🙂
    PD.: Fotazas y casa fascinantes. Yo le he pedido a Papa Noël, y tb a SS.MM. los Reyes Magos de Oriente, el “Curso de Fotografías de B.G., de C.B.D.A.”… yo seguiré dejando el zapato, por si acaso.
    FELIZ 2017!!

    Responder
    • conbotasdeagua

      Jajaja, mil gracias Ester! Lo intentaré, a ver si 2017 me trae un poco más de tiempo o al menos que me enseñe a manejarlo mejor 😀
      Un besazo y felices fiestas. Disfrutad mucho familia!
      Muua!

      Responder
  4. Elena

    Por favor!!! Me encanta!! Deseando ver las habitaciones!!! La cocina, el patio.., un sueño!!
    Que bonito poder relacionarte con gente tan intersesante. Un saludo y feliz navidad

    Responder
  5. Paloma Falero Ruiz

    Ideal, me ha gustado mucho!

    Responder
Deja una Respuesta

Al dejar un comentario en cbda, estás aceptando formar parte de su base de datos. Puedes consultar la política de privacidad Por favor, se amable y respetuoso. ¡Gracias!