Chof, chof, chof

General

Y el título lo dice todo...

Martina no pudo ser más feliz en la playa, todo el día chapoteando de aquí para allá por las pequeñas charcas de las playas...

Entraba y salía a sus anchas, como si llevara en la playa toda su vida. No le importaba si estábamos o no con ella, iba completamente a su bola...

Había rastros de gotas por el aire allá por donde pasaba...

Pa'rriba, pa'bajo, incluso haciendo el pino puente.... el caso era exprimir al máximo su energía.

Y para recuperar fuerzas, nada como un buen chupito de agüita salá y ...¡a seguir chapoteando!

¡Qué paséis un buen finde!.
Nos vemos la semana que viene con un montón de preparativos para la fiesta de cumple de Martina.
Ciao!

13 comentarios

    1. El bañador es tipico portugués, todo fruncido.
      Algun dia nuestros niños se conoceran y se diran cosas como, “my mum is blogging this”… “y la tuya”, jajaja.
      Besits!

  1. Pero qué preciosidad de fotos, cada cual más bonita. Qué bien se lo pasó. La mamá seguro que igual o mejor al verla disfrutar tanto. Está guapísima. Buen fin de semana. Un saludo

  2. Tu niña eatá para comérsela, y tus fotos son una pasada, me encantan!!!!
    Ana

¡deja tu comentario!