Cómo sacarle partido a un pollo asado

Pollo asado

 

Todos empezamos el año con nuevos hábitos, que en la mayoría de los casos suelen durar poco, pero otros con suerte, llegan para quedarse. Dentro de esos buenos hábitos, yo os propongo uno: hacer un buen aprovechamiento de los alimentos, porque todos pueden tener una segunda o tercera vida…

Y hoy os lo demuestro con un pollo asado.

Después de haber superado una Navidad más, con todas sus comidas y cenas, tenemos que volver cuanto antes a los buenos hábitos.
Ya sabéis que no soy amigo de las dietas rápidas y sin sentido, volved simplemente a los hábitos de siempre ( a lo que supuestamente deberían ser): comer de manera equilibrada, hacer ejercicio y descansar bien. Ya veréis que sin dietas, sólo cumpliendo estos tres puntos, todo vuelve a su ser en poco tiempo.

 

¿Y en qué consiste el aprovechamiento de los alimentos?

Cuando preparamos un alimento, pollo, por ejemplo, y hacemos mucho más de lo que vamos a comer, no tenemos por qué guardarlo para comerlo tal cual otro día. Podemos darle una vuelta, o dos o tres para comerlo de otra manera.
Así estaremos variando nuestra alimentación porque introducimos ingredientes nuevos, no nos aburriremos comiendo siempre lo mismo y no tendremos que congelar; que al final el congelador se convierte en un agujero negro, y no hace falta que os recuerde que sí, que incluso estando congelados, los alimentos se estropean, no duran eternamente sólo por congelarlos.
Pollo Asado - Aprovechamiento de alimentos

Os pongo ejemplos: las legumbres.

Si un día hacemos cocido, podemos usar los garbanzos para hacer ropa vieja al día siguiente, o en ensalada o incluso un hummus un poco distinto.

La sopa, la podemos usar como caldo para otros guisos, para añadir a la bechamel de las croquetas…

La carne, pollo y demás: ropa vieja, ensalada, sándwiches… Como veis, a un simple cocido se le puede dar mil vueltas y tener comida distinta varios días de la semana..

Pollo Asado - Aprovechamiento de alimentos
Pollo Asado - Aprovechamiento de alimentos

Leer más…

Sobre los zumos de frutas

Partiendo de la base que en el equilibrio y en no abusar yo considero que está la clave, no está mal saber algunas cosillas más sobre los zumos de frutas.

Hace ya unas semanas, a raíz del post sobre la barra libre de zumos que publiqué, una seguidora me dijo (con buena intención) que los zumos en general no eran sanos, que lo mejor era tomar la fruta entera porque los zumos, sobre todo si son de varias piezas, contienen mucho azúcar.

Personalmente trato de no obsesionarme mucho con todos los temas que salen sobre lo malo que es esto o lo otro, porque si no probablemente no podríamos comer casi de nada. Trato de mantener un equilibrio y sobre todo el sentido común, es decir, en mi casa se come de todo y (de momento) no se demonizan demasiadas cosas, algunas cosilla sí, pero soy muy de cocina de toda la vida y de caprichos de toda la vida (mis onzas de choco no me las quita nadie por ejemplo) y trato de no volverme muy loca con todo lo que se dice. No es que lo ignore, simplemente trato de tomarme esas noticias con cordura y tomo las medidas necesarias, pero ya os digo que sin llegar a ser muy radical.

Sobre el tema de los zumos y del azúcar, decidí escribí a Fernando Zaragozá (nuestro nutricionista colaborador del blog) para consultarle el tema, porque me interesaba saber más al respecto, y me pareció interesante compartir con vosotros su respuesta, sobre todo habiendo hablado del tema en un de los últimos post.

Leer más…

LQMST: Sobre los kilos de vuelta, el equilibrio y un solomillo.

lqmsc_cbda_solomillo_kilos_de_mas__028

Lo que me sale del Tupper con Fernando Zaragozá

Si os pregunto ahora por vuestras vacaciones, quizá os parezca un poco raro a estas alturas, y me diréis que el mayor recuerdo que tenéis son esos kilos de más que nos hemos traído…

¿Y por qué me pongo yo a hablar sobre este tema cuando acabamos de entrar en otoño?

Porque seguro que habéis estado intentando deshaceros de ellos de muchas maneras distintas. ¿No es así?

Bien, pues lo más importante que tenemos que hacer es volver a los buenos hábitos nutricionales cuanto antes. Si queremos seguir perdiendo peso, tenemos que dejar de lado las dietas extrañas y seguir una dieta equilibrada, y si puede ser pautada por un buen profesional, mejor que mejor. Lo de equilibrada porque si no, estaremos mandando señales erróneas a nuestro organismo y modificaremos de tal manera nuestro metabolismo que cuando abandonemos la dieta y volvamos a comer de todo, no será capaz de gestionar adecuadamente esos “nuevos” nutrientes esenciales, y volveremos a coger todo el peso que habíamos perdido. Esta es la consecuencia de modificar las potentes señales neuro-endocrinas que regulan el metabolismo. Leer más…

¿Cuántas proteínas tengo que comer?

Proteinas-Receta Salmon-28

Hoy vuelvo a escribir sobre un tema que da mucho que hablar. Las proteínas.

¿Sabíais que más de un 75% de los españoles ingieren a diario bastantes más proteínas de las que necesitamos?

En cierto modo es normal, nos han educado así. En casa de nuestras madres/abuelas, cuántas veces habremos escuchado, niño, deja de comerte las patatas (por ejemplo) y cómete la carne. Yo, por lo menos, unas cuantas…

Sin embargo, no es lo único importante. ¿Recordáis el plato de Harvard que os enseñé en un post anterior? Las proteínas sólo ocupan un 25% del plato, no más. Y si nos vamos a cantidades más precisas, si tenemos en cuenta todas las proteínas que comemos a lo largo del día, no deberían superar la cantidad de un 10-12%. Eso equivale a un filete de pechuga de pollo (por ejemplo) de 100-120 g, y en la cena otro tanto. Es decir, ¡nos cabe de sobra en un tupper!, porque pocas proteínas más necesitamos. Leer más…

LQMST: Hidratos de carbono en el tupper

Hidratos de carbono-6

¿Hidratos de Carbono en el tupper? Sí. Sin ninguna duda siempre.

¿Por qué? Para contestar esta pregunta, hace falta un poco de teoría.

 

¿Qué son los hidratos de carbono y para qué sirven? Los hidratos de carbono son unas moléculas fundamentales para nuestro organismo que sirven para proporcionar energía, y otras cuantas cosas más. Son el combustible principal de nuestras células. Y no estoy hablando de ese combustible que necesitamos para ir al gimnasio. No, es el que necesitamos simplemente para respirar, o para pensar, por ejemplo, ya que el cerebro quema unas 420 Kcal al día.
¿Por qué tenemos que comer hidratos de carbono? Porque como os comentaba, nuestro organismo necesita energía para todos sus procesos, pensar, respirar, regeneración celular de la piel…

Leer más…