LQMST: Organiza tu tupper

ORGANIZA_TU_TUPPER_05

En el post anterior vimos que son tres los pilares fundamentales para poder llevar una vida equilibrada: alimentación, ejercicio y descanso. Pero, ¿es posible llevar una alimentación equilibrada si como todos los días en la oficina? Esta pregunta me la habéis hecho bastantes de vosotros, y voy a tratar de responderla, pero os adelanto que sí, sí es posible hacerlo.

Normalmente tenemos tres opciones para comer cuando estamos trabajando, comer fuera, llevarnos un tupper o los más suertudos que tienen comedor en la oficina.
El problema con el que nos encontramos al comer fuera o en el comedor de la oficina, es que no podemos controlar cómo han preparado los alimentos. No podemos saber, por ejemplo, qué cantidad de aceite y qué tipo han utilizado. No es lo mismo pochar cebolla con medio litro de aceite, que con una cucharada, y mucho menos con aceite de palma que con aceite de oliva. Además, las cantidades siempre son mayores que lo que deberíamos comer, por lo que casi siempre comeremos de más, teniendo en cuenta que son alimentos que no sabemos cómo están cocinados. Por no hablar de la tentación de los postres…

Por lo tanto, la opción del tupper se convierte en la opción más recomendable. Lo más importante, sin ninguna duda, para poder comer de tupper toda la semana, es la organización. Hay que mentalizarse con que tenemos que planificar previamente nuestra semana, para que cuando llegue la hora de cocinar, no nos pille el toro porque no teníamos los ingredientes comprados o preparados. Yo, todos los domingos, me siento un rato con el ordenador, mis libros de recetas, un listado de lo que tengo en la nevera y despensa, además de con un planificador semanal para organizar la semana.

Leer más…

JUGANDO CON LA MÚSICA

Captura de pantalla 2016-03-28 a las 21.51.26

A estas alturas supongo que ya sabréis de mi pasión por la música, que junto a la fotografía y mi familia y amigos es lo que mueve mi mundo, y cada día lo tengo más claro. Y si juntamos las tres cosas ya ni os cuento.

Y como también os he comentado en más de una ocasión, esa pasión musical trato de transmitírsela a Martina y Lola y es inevitable que de alguna manera haya calado en ellas, ya que podría decirse que desde que nos levantamos hasta que nos acostamos la música forma parte de nuestro día a día, bien en la radio, el ipad o el móvil, bien a través de nuestra propia voz y nuestras canciones, las películas, el piano…

Por eso no es raro ver a mis hijas abrir un ojo y que lo primero que hagan es pedirme permiso para coger el móvil, enchufarlo a su “cassette” y poner música. Se manejan en Spotify como pez en el agua y reconocen las canciones que les gustan por las portadas de los discos o las letras por las que comienzan. Ahora que Martina ya ha empezado a leer, es todavía más fácil para ella, lo que hace que además se aprenda los nombres y los artistas más fácilmente, cosa que antes no pasaba.

Siempre quise que crecieran escuchando (casi) todo tipo de música y eso es lo que he hecho durante estos años. Por supuesto que en ese saco también se encuentra la música infantil, pero no quería que fuera lo único, quería que crecieran apreciando también la música clásica, el rock, la música indie, el pop y tantas otras

¡La música da tanta vida en todos los sentidos que no se la pueden perder!

Leer más…

Alta fidelidad /Tea on the moon/

Portada_teaonthemoon

Foto: Bego Tea on the Moon

 

¿Qué tal si nos vamos de vacaciones con nueva banda sonora?

¡Tenemos nueva playlist!

Y viene de la mano de una melómana de gusto exquisito

 

Nos vamos unos días a disfrutar con amigos, del sur y de la playa, aunque sea con fresquito y días de grises, ¡como a mí me gusta!

Total, todavía no estoy mentalizada para ponerme en bañador, así que mejor. Necesito algún mesecito más…

Mi segunda invitada a Alta Fidelidad es una de las personas con mejor gusto musical que conozco. Conozco varias, pero ella es una de mis preferidas. Supongo que a estas alturas ya todo el mundo la conoce. Su blog es una referencia para viajeros con niños, amantes de las manualidades en cartón (no os perdáis por favor el cohete que le hizo a sus hijos, digno de admiración), el scrapbook y la buena música. Y todo aderezado con sus preciosas fotos.

Llevamos siendo fans la una de la otra desde nuestros comienzos, todavía me acuerdo de sus comentarios en cada post, como Lila and Cloe y sus “MaraBilloso” que siempre dejaban huella. Aquella admiración llegó a amistad y nos unió el scrapbook, la música, la fotografía, los Inspira, nuestra pasión como madres, Hello! Creatividad y sobre todo nuestro querido Club del Tupper.

Leer más…

GALLETAS DE DOBLE CHOCOLATE Y SIN GLUTEN

16Mar11-doblechoc_cookies-46
Estas galletas son perfectas para el post-yoga o para después de hacer ejercicio en general: veganas, con doble dosis de buen chocolate y ¡preparadas con ingredientes nutritivos que te ayudarán a recuperar la energía!
 Después de unos meses para habituarse a su nueva vida en Vietnam y su nuevo embarazo…¡vuelve Chloé Sucreé y sus recetas bio!
¡Que las disfrutéis!
………………………………………………..

 

INGREDIENTES

Secos:
  • 3/4 cup de harina de arroz u otra sin gluten o bien de espelta o harina no refinada de tu preferencia
  • Una pizca de sal
  • 1/2 cucharita de bicarbonato de sodio
  • 1/4 cup de cacao crudo en polvo

Húmedos:

  • 1 cup de dátiles (si no son tipo Medjool, dejarlos en remojo en agua caliente unos 30 minutos)
  • 1/2 cup de chocolate negro trozeado
  • 1 cucharita de extracto natural de vainilla (opcional)
  • 1/3 cup de aceite de coco o mantequilla
  • 3 cucharita de semillas de chía
  • 2-3 cucharas de sirope de arce
  • 1 cuchara de leche de almendra o de arroz

Leer más…

/BOOKSTORIES/ Sobre la Creatividad y otras historias mentales

Outofourminds

A menudo, cuando viajamos en coche, se repite una escena que estoy segura a más de una le sonará. “¿En qué piensas?” le pregunto a mi marido que como siempre lleva esa cara fúnebre de concentración extrema como si fuera al volante de un monoplaza en el Gran Premio de San Marino. “En nada, estoy conduciendo” me contesta invariablemente el muy osado.

¿Cómo que “en nada”? Imposible. Es más, no sólo estoy convencida que me está ocultando toda clase de tórridas fantasías si no que, en realidad, creo firmemente que es física y neurológicamente imposible no pensar en nada. Por lo menos a mí no me ha pasado nunca.

Mis ratos al volante son amenizados por el carrusel incesante de mis agonías vitales: ¿He sacado el pollo del congelador? ¿Acabará el calentamiento global con la humanidad tal y como la conocemos? Y esta chica, Sienna Miller, ¿cómo hará para que le quede el flequillo tan mono? A ver si Merkel se pone de acuerdo con los turcos y solucionan el desaguisado este de los refugiados. No hay derecho, pobre gente. Hablando de pobres, ¿nos habrán ingresado ya la nómina? Qué ruina de mes… y este lunar ¿es nuevo? ¿no será maligno? Y así puedo ir desde Málaga hasta Vigo sin un minuto de silencio mental, lo cual explica mi tendencia a pasarme las salidas y a no aprenderme los itinerarios ni queriendo.

He de reconocer que antes, al comparar el silencio cerebral de mi marido con la verborrea incesante de mi córtex frontal, me tenía por más sofisticada, como si fuera una artista atormentada por la profundidad y solemnidad de mis ideas.
Hasta que el año pasado me agoté a mí misma con tanta cháchara insustancial y no me quedó más remedio que aceptar que la incontinencia mental no es más que una compulsión tan banal como comerse un bote de Nocilla a cucharadas o chuparse tres temporadas de Prison Break en tres días. Mea culpa.

Leer más…