Preciosa decadencia

Me encanta pasear por pueblos decadentes… Con edificios de paredes desconchadas, de teja antigua, ventanales con cristales rotos, y portones de madera decolorada…. Porque esconden un montón de historias entre sus calles y el paso del tiempo les ha llenado … Continuado