Mi vida es un diminutivo…

… y esto va a cambiar… No sé porque extraña razón, pero cuando tienes un niño, todo se vuelve pequeñito, y no me refiero solo al tamaño de las cosas, sino también al tamaño de nuestras palabras: un beso pasa … Continuado