Y cuando sueñes, sueña…

BMW

Siempre me ha gustado la publicidad. En cualquiera de sus formatos. Sé que a la mayoría les resulta un incordio, sobre todo los anuncios de televisión, pero a mi me gusta verlos. No veo mucha tele, asi que cuando lo hago, de vez en cuando me gusta ver también los anuncios.

Me atraen aquellos que tienen una parte creativa muy marcada, los que no puedes quitarte de la cabeza, los graciosos, los que te hacen sentir…

Al igual que muchas otras cosas como la música, las series o las modas, los anuncios me traen recuerdos de determinadas épocas de mi vida, sobre todo de aquellas en las que estaba más enganchada a determinadas series o dibujos.

Hubo una época en que se hacían anuncios buenísimos y muchos de ellos solían ser de coches. ¿Quién no se acuerda de los JASP (Jóvenes aunque sobradamente preparados)? Quién no tarareró el famoso “Gueropaa” durante un buen tiempo por culpa del Clio?)  O quien no pensó en “ser agua” gracias a Bruce Lee y BMW? Anuncios que se ha quedado en nuestra retina y nuestra mente como tantos otros, y es precisamente un anuncio de coches el que el otro día me llamó la atención y ahora no puedo parar de pensar en él.

Leer más…