Reto 1: Roscón de Reyes

¿Que tal ha ido ese finde navideño?

El nuestro muy bien y además… ¡nos ha cundido mucho!

Entre otras cosas, hemos hecho por fin, el famoso roscón de reyes que propuse como primera receta para el Club del Tupper, ¿os acordáis?

Bueno, pues vamos al lío y os cuento que tal me fue.

Desde hace ya algunos días, en nuestro calendario de cocina ya estaba marcado que el 24 de diciembre, además de ser Nochebuena, era el día reservado para enfrentarme a este primer reto: el Roscón de Reyes.

A mi favor tengo que decir que me enfrenté a él yo solita. Aproveché que Tacho y Martina estaban durmiendo, me encerré en la cocina y con mis pantalones tartán d estar por casa y mis pantuflas, me puse manos a la obra.

Como había sido yo, la que había propuesto la difícil receta, quise afrontarla sin ayuda de ningún tipo para no jugar con ventaja. Bueeeno, vaaale, alguna que otra llamada a mi madre para consultarle dudillas si cayó.

La receta podéis encontrarla aquí, aunque yo os voy a explicar brevemente cuáles son los pasos a seguir.

Lo primero, la lista de la compra de todo lo que vais a necesitar. Muy importante que la levadura sea fresca y prensada (con forma de pastilla de avecrem pero más grandes. La encontraréis en la zona de refrigerados con la mantequilla y esas cosas), y que la harina sea de fuerza.

Para hacer el roscón hay que hacer 2 masas: masa madre y masa principal, que luego se unen.

Para la masa madre tenéis que disolver en leche tibia la levadura y luego añadirle la harina. Consejo de mi mamá: “Es importante que la leche no esté muy caliente porque si no, no subirá la masa, tiene que estar tibia”.

Y así es más o menos como tiene que quedar.

Una vez terminada, se mete en un recipiente con agua templada y se sumerge. Cuando salga a flote es que ya está lista.

Hasta aquí, todo bien y sin problemas, facilito.

Nos ponemos ahora con la otra masa, la principal.

Para ello, ponemos la harina sobre la mesa y hacemos un agujero en el que echamos todos los ingredientes menos la mantequilla, que la añadiremos más tarde y comenzamos a amasar.

El pringue es total como os podréis imaginar. No puedo enseñaros hasta que punto porque amasar y hacer fotos es totalmente incompatible.

Consejo (esta vez mío): Aseguraos al echar la leche, de que el agujero no tiene perdidas o pondréis la cocina hecha un pringue (más aún) y vuestras maravillosas pantuflas de pelito quedarán hechas un asco (os lo digo por experiencia ;)).

Cuando añadi la mantequilla y después la uní a la masa madre, no daba un duro porque aquello fuera a quedarme bien, me parecía demasiado grasienta. Pero seguí amasando con paciencia y poco a poco eso fue tomando forma y finalmente quedó una masa de lo más aparente que olía de maravilla.

¡Me encanta amasar! Es una sensación de guarreo genial…

Una vez terminada, se pone en un bol, previamente engrasado, y se tapa con un trapo. Éste tan mono me lo compré en las rebajas de Anthropologie en Nueva York. Como me gusta esta tienda, es mi perdición…

Para que la masa crezca, hay que dejarla reposar unas 3 horas. Pasado este tiempo, habrá crecido el doble y hay que “romper la masa”, que no es otra cosa que darle unas vueltas para sacarle el aire, y se vuelve a dejar reposar otras 2 horitas hasta que vuelva a subir.

Este tiempo de espera es un buen momento para dedicarte a limpiar el follón de cocina que tienes montado, antes de que venga tu marido y te pregunte que clase de “pelea” te traes con el roscón al ver tal desastre.

Y entre limpieza y limpieza,  ¿adivinad quien apareció por la cocina recién levantada? Siii, Martinilla! Con su carita de dormida, su bibe de agua en la mano, y más perdida que otra cosa…

…pero con muchas ganas de ayudar a mamá a recoger…

Hasta este punto, todo iba de maravilla, aunque sin darme cuenta ya había pasado más de la mitad del día.

Entonces cometí un error. Se me había hecho tarde, teníamos que empezar a arreglarnos para ir a casa de los padres de Tacho antes de ir a la de los míos a cenar y decidí dejar la masa reposando y hacer el roscón al día siguiente.

Y claro, lo que el sábado era un masa esponjosa y moldeable, el domingo ya era algo más compacta y un poco chiclosa.

Asi que ya sabéis, a no ser que haya algún secreto que desconozco, para conservar bien la masa de un dia para otro, terminad el roscón el mismo día que lo empezáis.

Aún así, el domingo cuando me levanté, me lancé a hacerlo.

Lo formé, le metí su sorpresa (Consejo: metedla antes de dejarlo subir de nuevo),

le puse sus frutas escarchadas, su azúcar granulada (azúcar con unas gotitas de agua) y lo dejé reposar de nuevo 1 hora y media, para que subiera antes de meterlo al horno.

Y este fue el resultado…

Podría deciros que estaba riquísimo, porque por su aspecto bien podría haberlo estado, pero lo cierto es que mi roscón estaba más cerca de ser un arma de defensa personal que una rica merienda navideña. Estaba duro como una piedra, también es verdad que todavía no controlo muy bien el horno y se me hizo demasiado por abajo.

A pesar de todo,  y aunque no os lo creáis, disfruté mucho haciéndolo. Me sentí con ganas de aprender a cocinar al ver como iba completando con éxito todos los pasos.

El resultado, esta vez, no fue el deseado, pero en El Club del Tupper estamos para aprender y eso incluye errores. Asi que… ¡a por el siguiente reto!

El jueves os enseñaré lo que han hecho el resto de socias del club y os anunciaré nuestra próxima receta que corre a cargo de Lucía de Baballa… ¡miedo me das Lucía!

23 Respuestas a “Reto 1: Roscón de Reyes”
  1. Bea (Simplemente, mi cocina)

    No te preocupes, porque la verdad es que habéis empezado por una receta difícil, era un reto muy complicado si no le tienes cogido el punto al horno, y lo de los levados tienes razón, demasiado tiempo implica que la masa pierda frescura, una pena después de todo el trabajo.
    Yo no es que sea una experta, pero me defiendo en la cocina, y al tener el blog (Simplemente, mi cocina), desde mayo he hecho muchas cosas nuevas, así que si necesitais algún día un reto yo os propongo alguno, que veo que os va la marcha, jajaja.
    A ver cual es el siguiente.
    Un beso =D

    Responder
  2. Lilandcloe

    Ja, ja, ja! Si al final resultara que yo soy la mejor cocinera? Ironías de la vida! Muy chulo el post! Y tiene una pintaza! El reto ha sido divertido aunque confió en que lucia elija algo mas fácil… Un beso!

    Responder
  3. ishtarolivera

    Bea!!
    GRacias por este post tan informativo, sincero, divertido…me ha encantado! las fotos preciosas!!
    A mí tampoco me quedó como me hubiese gustado! pero bueno, fue como dices muy entretenido!! a ver si esta semana lo subo ya al blog!!un beso muy fuerte!!!

    Responder
  4. CosmicGirl

    Muy bien explicados e ilustrados todos los pasos, hace tiempo que tengo ganas de intentar hacer el roscón, no sé si este año me atreveré… Por cierto, me encantan los muebles de tu cocina… son iguales que los de la mía! 🙂

    Responder
  5. BlogHolamamá

    Ohhh, pero si iba muy bien!!!! Estoy segura de que de haber tenido tiempo y haberlo horneado en el mismo día te hubiera quedado genial!!! Si, las masas en el día lo mejor, después ya no sirven para nada!! Lo he aprendido a golpe de tropezones con las masas de las galletas…

    Un beso y a ver que nos depara Lucía!!
    Paula

    Responder
  6. sarafg

    Madre mía… con los ricos que están los roscones y lo poco que se tardan en comer, hay que ver lo que debe costar hacerlos….
    Gracias por el post! Si no fuera for el Club del Tapper nunca me hubiera planteado cómo se hace algo que me gusta tantísimo!

    Responder
  7. Mayi

    No te preocupes! Como dice mi marido: mojadito en calacao, buenísimo!
    Un bso!

    Responder
  8. Bea

    Me ha hecho gracia lo que te pasó, ya que fue lo mismo que a mi, no hace mucho me puse a hacer brioches y como tenia que salir, los dejé levando y al día siguiente los horneé, me quedaron duros, ¡¡que rabia, con lo bien que olían!!, ahora ya se que demasiado tiempo no es bueno, se han de respetar los tiempos de levado.
    A ver si el próximo roscón me sale en su punto y es que me encanta hacer masas, amasar y ver como sube, es un gustazo.
    Besos
    Bea…con mucho amor

    Responder
  9. Lydia

    Es que era un reto dificilillo! Qué pena porque después del esfuerzo! Podrías haber metido la masa en la nevera, pero con la forma ya dada y dejar que fermente toda la noche en la nevera. Y al día siguiente, lo sacas una media hora para que se atempere un poco y ya lo puedes hornear. Yo cuando hago brioche y lo quiero tener recién hecho para el desayuno lo hago así.
    Por cierto, me encantan tus fotos! Bss y felices fiestas!

    Responder
  10. grisberenjena.gris berenjena

    pues la pinta del arma de destrucción era buena, buena!!!mojadito en leche, y arreglado!!
    graias por los pasos tan bien explicaditos!
    mart a.
    (como no me ponga ya, veo que no llego!lo bueno es que siendo la última me evito los errores!)

    Responder
  11. Tacho

    La que lió en la cocina :-)!!
    No sabéis lo bien que olía, todavía no lo he probado porque no ha habido ocasión, pero esta noche lo pruebo y os diré que tal está.

    Responder
  12. Davo

    que buena la presentacion de los ingredientes Betuki!! me ha encantado…una cosa, para cuando haces uno relleno de nata??? quiero saber como harias para meter la nata dentro de la masa sin endurecer!! 😉

    Responder
  13. Sara

    Hola! Me ha encantado el post de hoy. Tiene mucho mérito sacar unas fotos tan chulas mientras estás cocinado… Era un reto difícil, sobre todo si no tienes cogido el truco al horno pero es cuestión de práctica.

    Un beso,

    Sara

    Responder
  14. ladymajan

    Pues sí que tenía buena pinta! no eres la primera que me dice que le ha salido duro como una piedra, la próxima vez que lo intentes (si lo intentas) saldrá mejor, ya has aprendido lo de la masa… por cierto me encanta tu calendario!!! y me encantan las zapas de Martina, son totales!
    besos

    Responder
  15. enminubedeazucar

    Buenasss!! Llevo un tiempo sin visitarte, y llego y estas liada en la cocina!! jejeje. Yo llevo unos meses un poco retirada dla cocina… esq estoy embarazada y el primer trimestre no ha sido muy bueno…. Pero ya he vuelto!!! Jajaj.
    Un truco si tienes que dejarlo mas tiempo fermentando del q dicen, mejor en la nevera, la fermentacion va mucho mas lenta. Yo hay veces q me ha pasado lo mismo q a ti y dejandolo en la nevera no he tenido problema. 🙂
    Besosss

    Responder
  16. Curry curry que te pillo

    jejeje, ánimo que la segunda vez suele salir mejor! de aspecto la verdad es que te ha quedado divino y las fotos magníficas. Pero sí que es cierto que las recetas que llevan masa madre, las de pan, son difíciles… pero a la siguiente saldrá ya demás aun hay tiempo para Reyes!

    Responder
  17. Paloma

    De aspecto te ha quedado bastante bien, para lo que cuentas….me he reído un montón sobre todo porque recordaba mis primeros roscones que fueron un poco lo que te ha pasado a ti, me sentía tan frustrada que hubo un año que ni lo intente,al siguiente lo retome y con bastante éxito.
    Según he visto en las fotos a la masa madre le has hecho una cruz con el cuchillo, mal hecho! otro consejo porque a mi me pasaba al principio, búscate una ensaladera o un bol grande donde trabajar la masa y el volcán lo haces dentro del recipiente y asi no se te escaparan los líquidos, al principio también hacia las dos masas y después las juntaba, pero es mas practico añadir la masa madre una vez que has echado todos los ingredientes y amasarlos todos juntos.
    ¡FELICIDADES! el roscón no se podrá comer, pero las fotos te han quedado preciosas!!!

    Responder
  18. moni

    Felicidades por el roscón!!! reto superado!!! yo este año me he decidido por una casita de Hansel y Gretel…. fue divertido, sobre todo para los niños!.
    Feliz Año Nuevo!!

    Responder
  19. Begoña (Tea on the moon)

    Precioso Bea!!! Que fotos más bonitas y que bien explicado todo!! Porque dices tu que estaba duro, que tiene una pinta con ese azucar granulado…ummm!! Yo me salté el paso de la masa madre, pero no se noto 😉 No tengo ni idea de que hacer con la masa de un día para otro, si que había oido que si la ponías en la nevera frenaba un poco el proceso pero no lo he probado nunca… De todas formas a la segunda seguro que va la vencida y más sin tener que hacer el reportaje fotográfico tan chulo que has hecho esta vez!
    Ah! me encantan tus pantunflas!!
    Un besazo

    Responder
  20. 1er Reto de El Club del Tupper… ¡cumplido! « con botas de agua

    […] Y por último, el de una servidora, Bea, que como ya os conté, aunque el proceso fue viento en popa, el resultado final fue un pelín […]

    Responder
  21. Ester

    Las fotos, como siempre, preciosas… Al final una se plantea, ante semejante reportaje fotográfico, ante el mimo de la presentación, el cuidado de los detalles, los trapos de cocina vintage… Y la maravilla del post, en general, si importa que el Roscón de Reyes esté un poquito más duro de lo normal y es que, Bea, tú te lo pasaste genial haciéndolo, pero nosotras, viendo tu presentación hemos “flipado”, así, sin más.

    Las caritas de Martina mirando la cocina y los platos parecen decir: “es que no la puedo dejar sola… La que me lía a la que me despisto… Ayyyy…. Madres!!!”

    Por cierto: feliz año a tod@s!

    Responder
  22. Sole

    Estoy suscrita a tu página web. Me encantö la idea del reto del Roscón de Reyes. Llevo cuatro años haciéndolo, mi ayuda la thermomix, mucho tiempo de espera para que se haga con paciencia y mucho amor. Una pena que no pueda adjuntaros la foto.
    Muchos besos, Feliz Año, y Felices Reyes.
    Sole

    Responder
  23. escarabajosbichosymariposas

    No habia dejado comentario a este post? pero buenoooo!! pero que es esto!!!! Bea, no me explico como utilizando mantequilla de la Central Lechera Asturiana no te quedó bien!!! jajaj!!! con esos productos de calidad… la pinta era exquisita y seguro que el siguiente te queda de escándalo. por cierto, se recuperaron las pantuflitas de pelo que tienen una pinta taaan cómoda?? besinos!

    Responder
Deja una Respuesta

Al dejar un comentario en cbda, estás aceptando formar parte de su base de datos. Puedes consultar la política de privacidad Por favor, se amable y respetuoso. ¡Gracias!