Miedos de madre

Decoracion-habitacion-niñas-30

Me siento aquí, delante del ordenador con la idea de escribir un 52 shermanas muy especial. Pero empieza “Viajando con Chester” y decido dejarlo todo, y sentarme con Tacho en el sofá para escuchar una entrevista a María Belón, superviviente del Tsunami de hace ya diez años.

Y cuando vuelvo, no tengo fuerzas para escribir el post que tenía pensado, no me sale. Ese lo dejo para otro día.

Con botas de agua no deja de ser un espacio donde contar entre otras cosas, sentimientos que me pasan por la cabeza en determinados momentos, y hoy, por chocante que pueda parecer, lo único que me sale, es hablar de miedo, del miedo más aterrador que una madre pueda sentir, el miedo a perder a sus hijos.

Es raro, ¿verdad? Un espacio que va de felicidad, hablando de algo tan duro.

Pero es así, una cosa, inevitablemente lleva a la otra, y estoy segura de que las madres que me leéis, lo compartiréis conmigo.

Desde que fui madre por primera vez, al mismo tiempo que Martina nacía, nacía también ese miedo a perderla o a que algo pudiera pasarla.

Y siempre que oigo o leo algo sobre la increible historia de María y su familia, lloro sin parar, no puedo evitarlo. Porque me pongo en su lugar y buf… lo que vivieron es mucho…

Y el martes volveré a ver Lo imposible, porque tengo ese punto masoca de disfrutar de las películas que me hacen llorar. Quizá porque son las que me hacen sentir cosas y más me remueven por dentro. En este caso, me hace apreciar hasta límites insospechados lo que tengo y olvidarme de todo lo absurdo que a veces me preocupa.

Mar-California-1

El viernes pasado, merendado en casa de Marta de Babaà, hablaba en clave de humor con Lucia Beprecisamente de este miedo. Me estaban preguntando por mi viaje a California y me decían lo valiente que había sido al irme sola con Martina y Lola en el avión. ¿Y sabéis lo que realmente creo? Que por increible que parezca, fue un acto de egoismo puro.

En mi familia tenemos la suerte de tener “billetes free” y Tacho y yo, teníamos la oportunidad de disfrutar de ellos, pero sólo podía hacerlo uno, ya que el otro tenía que viajar con las niñas. Teniendo en cuenta el precio de los billetes, poder ahorrarnos uno, era algo a tener en cuenta, aunque al que le tocara volar solo con las niñas, tuviera que “sufrir” un poco más.

Tacho enseguida se ofreció a irse con ellas, pero yo no le dejé, y a pesar de que la gente lo veía como un acto de valentía y generosidad por mi parte, ¿sabéis qué? Creo sin pensarlo, fue un acto de egoismo en toda regla.

Yo queria y necesitaba estar con las niñas, aunque me dieran el peor viaje de la historia y se pasaran 12 horas berreando sin parar. Yo quería estar con ellas, pasara lo que pasara. No podia imaginarme, que algo ocurriera en ese avión, y no estar a su lado. Soy así de catastrofista…

Ya véis, unas felices vacaciones estaban esperándome en California, y yo plateándome este tipo de cosas… Asi soy yo, aunque resulte extraño.

Mar-California-2

Tacho no quiere ni oirme cuando me pongo a hablar de estas cosas, a veces incluso bromeo con él, planteándole hipotéticas situaciones, y a él le violenta muchisimo. Pero son miedos que ya no puedo evitar desde que soy madre, y como sé que voy a vivir con ellos el resto de la vida, trato de normalizarlos.

No me obsesionan ni mucho menos, sólo están ahí, es un miedo que vive conmigo y trato de llevarlo con la mayor naturalidad posible. Porque aunque parezca contradictorio, no soy nada paranóica, ni alarmista, ni sobreprotectora. Al contrario, me considero una persona muy tranquila para estos temas. Pero hay situaciones que me dan que pensar, y subirme a un avión, por ejemplo, siempre ha sido una de ellas (aunque no por ello dejo de hacerlo).

Asi que, como ese miedo a perder a las personas que quieres, está siempre ahí, decido ser feliz mientras tenga todas las cartas a mi favor para serlo, lo contrario sería perder la oportunidad de mi vida.

Elijo ser feliz, no porque sea una pose ni una moda, sino porque realmente siento que tengo mucho que disfrutar y muchas razones para serlo.

Entrevistas como la de hoy, y vivencias como la de María, te hacen abrir los ojos a lo bestia.

Se que no es el post que probablemente esperábais leer hoy en el blog, ni siquiera es el que yo pensaba escribir, pero después de escuchar a María, necesitaba compartirlo.

Pacific Coast-California-1

Asi que, vamos a sacudirnos de vez en cuando y disfrutar del viaje.

Porque como leí una vez, no todos los días son buenos, pero seguro que podemos encontrar algo bueno en cada día…

Y hoy más que nunca, ¡FELIZ DIA!

98 Respuestas a “Miedos de madre”
  1. Cristina Sánchez

    Buenas noches Bea!! Estoy dando de comer a mi 2º bebe (Mía) mientras te leo y es justamente así el sentimiento que tengo al pensar siquiera que algo les puede doler… Me ha encantado tu post!! Feliz día!!

    Responder
  2. Elena Mi casa en cualquier parte

    Hola, Bea. Son las 5 de la mañana. Estaba dando el biberón al peque cuando he visto en FB que habías publicado un post. Ya lo he acostado pero me he quedado un ratito más para dejarte este comentario. Me alegro no haberme enterado de la entrevista de Risto (aunque probablemente acabe viéndola en Internet), porque cuando fui al cine a ver Lo imposible no pude parar de pensar en esa familia (y en la mía) durante días. Yo tampoco soy nada dramática, pero el miedo a que algo malo les pase a mis hijos va siempre conmigo. Sipongo que es algo ancestral y no nos lo podemos sacudir de encima. Tendrá que estar ahí para que el mundo sea mundo. Este no será el post que habías programado, pero a mi me ha encantado leerlo. Compartir experiencias de la maternidad desde las vísceras es algo que se te da muy bien y a mi me gusta estar aquí para recibirlas, aunque sean las 5 de la mañana. Un abrazo.

    Responder
  3. Sarah

    Bea no estas sola con estos pensamientos y gracias por vocalizarlos. El otro día mi hijo de 20 meses Lorenzo se hizo un bollo en la cabeza, resultado de las típicas trastadas de niño recién ambulante, y me afectó muchísimo, me quedé toda la noche observándolo y pensando que haría si lo perdiera. Son pensamientos horrorificos pero creo que es normal y no seríamos humanos si no los tenemos. Pero hay que intentar utilizar esos miedos a que nos impulsen a vivir la vida a tope y disfrutar de cada momento que tenemos con los peques. Por lo menos eso es lo que intent hacer yo. Gracias de nuevo por este post que nos hace a todos sentir “normal”! Besos

    Responder
  4. Inés

    Hola BEA, me pasó ayer exactamente lo mismo. Mi marido se fue a la cama y me dijo no lo veas que te vas a angustiar que te conozco.. Y así fue porque es inevitable ponerte en la piel de María, por cómo lo cuenta todo, por cómo lo revive… Pero Lo que más me impactó del relato de María fueron sus frases demoledoras y maravillosas. Era para grabarlo todo y sentarte a reflexionar con cada una de ellas… Las frases que le salieron así, solas, sobre la vida, la muerte, y sobre todo sobre el AMOR me parecieron espectaculares. Se ve un dolor en ella que supongo la acompañará toda la vida, pero se ve una grandeza de espíritu y una profundidad que me dejaron un gran sabor de boca a pesar de todo. Ese amor creo que fue la que la salvó, y es precisamente ese amor de madre el que la empujó a seguir respirando. Tenemos eso ahí también las madres. Ese miedo y a la vez ese increíble aliciente en la vida por el que nos crecemos, luchamos, nos multiplicamos, llegamos donde haga falta por nuestros niños. Un beso

    Responder
  5. La casita del lago

    Hubiera hecho exactamente l mismo con el avión…piensa que desde que estoy embarazada es mi marido el que siempre que puede va a recoger o llevar a mi hijo al cole en barco, porque vivimos al otro lado del lago, y sólo pensar que pueda pasarle algo y yo no estar ahí a su lado me entran los siete males, sobre todos días como los de hoy que el lago se ha desbordado por las intensas lluvias…

    No es egoísmo, sino instinto maternal y por ende de protección…

    Voy a buscar en internet la entrevista, gracias por la info y por supuesto que este tipo de post tienen cabida en un blog como el tuyo, porque ante todo eres madre!

    Un besito

    Responder
  6. Rocio

    Hola Bea,

    A mi me ha encantado este post, si llego a saber lo de la entrevista de Risto, lo hubiera visto, lo buscaré por internet.

    Me identifico completamente con el miedo a lo que les pueda pasar a mis niños, es duro pensarlo, pero cuando tienes a alguien cerca que ha perdido a una hija, o escuchas historias como la del tsunami, se te ponen los pelos de punta. Me ha hecho gracia que yo también hablo de estas cosas con mi marido y él se pone de los nervios!! También me gusta decirle que si algún día me pasa algo a mi, que rehaga su vida pero que le pido sólo una cosa, que esa persona quiera a los niños, que si no, se busque otra…¿será esto un poco raro?
    Besos

    Responder
    • María

      No es raro, yo también tengo esos pensamientos, gracias x expresarlo , reconforta saber q no soy la única.
      Gracias Bea x el post, no suelo comentar pero hoy no puedo por menos q hacerlo, me pasa exactamente lo mismo , en general pero desde q soy madre hace quince meses ,ese miedo y q bien lo has explicado. Besos

      Responder
  7. Carol

    Bea, gracias por comartir tus miedos con nosotros!!!!!! Yo tuve una racha que ademas del miedo que puedas tener a que les pase algo….yo no puedo ni pensarlo……me aterraba que me pasase algo a mi y que mis hijas no me tuviesen……..nunca habia tenido miedo a que a mi me pasase algo hasta que fui madre, cuando me converti en madre ya por nada del mundo queria que a mi me pasase algo, quiero estar aqui por ellas y desde luego que ellas están! Gracias a dios son pensamientos que uno tiene pero que no condicinan nuestro dia a dia, yo intento disfrutar de cada momento, de cada segundo porque son irrepetible y no van a volver!!!!!!!! Yo soy muy madre gallina, con mis hijas a todas partes pero a dia de hoy a ellas les encanta disfrutar de todos los planes con nosotros y nosotros disfrutamos mucho mas de todo viendolo con ellas!!!!!!!!! Una preciosa e intima entrada para comenzar el lunes!!!!!!!!!!
    Un beso muy muy fuerte!

    Responder
  8. MariaJose M.

    buenos días Bea.
    Te sigo desde hace tiempo aunque es la primera vez que te escribo.
    Pues no seria el post que tenias programado, pero a mi me ha encantado.
    Yo no pude acabar de ver la entrevista, me ponía en su lugar y pensaba en que nos podía haber pasado a cualquiera …..
    Pero como bien dices, el miedo a que les pase algo lo vamos a tener siempre, A Disfrutar de ellos y ser Felices.
    Gracias por recordárnoslo

    Responder
  9. Carmen

    Cada vez q oigo esta historia soy yo la que me quedo en shock. No hay nada nuevo en sus palabras pero automaticamente te paras y piensas.
    Si algo me gustó de esa peli y si algo me hace llorar es el amor que se respira,el amor de esa madre por ese hijo-s y la entrega de ese hijo por su madre.
    Tengo miedo a volver a tener miedo, ese es mi gran fantasma

    Responder
  10. Antojada por Vocación

    Que reflexión mas bonita para empezar por la mañana :). Yo también estuve ayer delante escuchando a María. No lo hablamos, pero que mi chico y yo nos quedamos tan emocionados que estuvimos un ratito en la cama hablando de cuando nos conocimos y de como cambió nuestra vida la unión de tantas casualidades…
    Me ha encantado tanta expansión de sentimientos.
    Un beso grande!

    Responder
  11. Eva

    Buffff he seguido mucho las entrevistas de María desde que “saliera” a la luz su HISTORIA. En mayusculas, pq como bien dices no nos podemos ni imaginar ni por un instante lo que vivieron esas miles de personas. Una historia de grandeza, creo firmemente que en situaciones límites las personas se crecen, y ellos fueron un claro ejemplo. Los 5. Todavía me cuesta creer que toda la familia sobreviera. Simon con tan solo 5 ańos… Como madre de dos peques de 4 y de 2 siento el mismo miedo que tu, que todas las madres, y es que el amor que se siente te hace luchar hasta límites insospechados. Un 10 el programa de ayer… Creo que todos los que lo vimos no podíamos parar de llorar.
    Besos
    Eva

    Responder
  12. Laura

    Yo que soy una llorera 100% tampoco pude terminarla, me ponía mala por momentos de tanto llorar…..precioso post Bea

    Responder
  13. vinnie

    Hola Bea, no suelo comentar tus post a pesar de ser fiel lectora per hoy es diferente. Tengo una niña de 18 meses y otro pequeñin en camino y te entiendo perfectamente. Yo todavia no me he atrevido a coger un avión con ella. Le tengo pánico, pero no por eso he dejado de viajar por todo el mundo, pero ahora, siendo madre, me cuesta más, por el miedo a que le pase algo a ella.
    Va bien que de vez en cuando nos den una bufetada de realidad y agradezcamos lo que tenemos y hemos vivido.

    Responder
  14. Valeria

    Ser feliz por una pose o porque está de moda? De moda? Qué lástima sería si eso ocurre…. Me ha encantado tu post pero sobretodo tu sinceridad, no cambies!

    Responder
  15. Wanna One

    Siempre podemos encontrar algo bueno en cada día… y muchas mas cosas de las que pensamos! Solo hace falta darse cuenta y dar gracias cada día.

    Precioso post.
    Un beso

    Esther

    Responder
  16. Almudena

    Bea como te entiendo, yo vi la entrevista y solo pienso en una cosa que dijo María, que su mierdo era pensar que sus hijos estaban pasando lo mismo que ella cuando estaba bajo el agua, los pelos de punta se me ponen.
    Mira, este verano pasado sufrí un terremoto en Punta cana, estab sola, además de verdad, porque estábamos toda la tripulación cada uno a los suyo por el hotel, en el momento no sentí miedo, pero los segundos después, el desconcierto que había sí, y yo esperaba (loca de mi) la ola, fíjate y solo pensaba en Saioa, que al menos ella estaba bien. Mi miedo desde que nació solo es ese, poder perderla!! es algo que da terror, y se vive con ello. Y del avión que te voy a decir, yo por profesión cada despegue y aterrizaje pienso en lo que puede pasar y no es diferente cuando voy de pasajera, asi que cuando voy con ella, tengo fichado todo para (si se puede) cogerla y salir de allí como se pueda.
    Yo lloré con la entrevista, lloré con la peli, mañana volveré a llorar pensando en ese miedo que tuvo que pasar pensando donde y como lo estarían pasando sus hijos, porque ese es el mayor horror.
    Un besazo

    Responder
  17. María

    Buenos días!!!
    Anoche también me quedé emocionada y pensativa después de ver y escuchar la charla de María Belón en Viajando con Chester.
    Últimamente me emociono con muchísima facilidad, aunque la piscis que llevo dentro no lo puede evitar, debe ser que las hormonas del embarazo están cumpliendo con su función.
    Bea me ha encantado el post, y aunque hasta enero no vendrá al mundo mi Xoel puedo sentir y compartir cada uno de los miedos que has plasmado en estas líneas.
    AMOR, esa fue la respuesta de María cuando Risto le preguntó si creía en algo. Amor incondicional por nuestros hijos que nos lleva y nos empuja a hacer cosas imposibles.
    Mientras escuchaba ayer que Lucas, el hijo mayor de María, estaba estudiando medicina pensé…”pobre familia, cómo habrán podido superar este episodio tan traumático en sus vidas”.
    Recuerdo el primer año que preparé las oposiciones al cuerpo de maestra y nos hablaron de la resiliencia, la capacidad que tenemos los seres vivos para sobreponernos a las adversidades que podemos sufrir en nuestras vidas.Qué importante es ayudar a nuestros peques a desarrollar esta capacidad, ayudarles a expresar e identificar sus emociones y sentimientos y reconocer los de los demás, darles amor, mucho amor.
    Gracias por compartir este maravilloso post, me ha encantado Bea.
    Buen comienzo de semana para tod@s!!!

    Responder
  18. sandra

    Vi la entrevista y como mujer escuché cada palabra de María!!! Esa fortaleza, esa valentía, ese realismo puro y duro de la DUALIDAD de la vida …esos silencios que hacían vivir el momento…
    Soy madre pero no quise sentir el papel de madre…. No hubiera podido escucharla…
    Y las palabras de María deberíamos escucharlas y vivirlas diáriamente. Me quedé con la sensación de quiero más de esta mujer….

    Responder
  19. Picapino Carpintería/Enanistería

    Bufff, creo que esto es un mal de todas. El otro día me reía con las madres del cole contándonos la de paranoias que hemos llegado a pensar relacionadas con nuestros hijos. Sí, sí, es que yo soy masoca y por las noches a veces me imagino historias en las que les pasan cosas malas y me angustio yo sola, porque es harto improbable que les succione una duna en el desierto del Sahara o que un monstruo les coma los pies mientras nadamos en un lago… En serio, creo quebes simplemente un reflejo de lo mucho que les queremos y la responsabilidad intrínseca que sentimos hacia ellos. Me gusta pensar que esta angustia al menos es reflejo del amor inmenso infinito inconmensurable que siento hacia estas dos personas que de mi propia mente esquizoide.

    Responder
  20. Vanessa

    Hola Bea,

    Yo también vi la entrevista a María anoche y quedé tocada como siempre q pienso en lo q debió pasar esa família. Comparto contigo y con todas las madres ese miedo a que algo malo pueda pasarle a nuestros pequeños, es un sentimiento que te pellizca el estómago y el corazón. Creo que es lo más normal del mundo pero no por eso deja de tenerte en vilo. Me ha encantado leerte! Muchas gracias!

    Responder
  21. Paloma

    Gracias por compartir tus sentimientos. Me siento 100% identificada contigo. Gracias!

    Responder
  22. Sandra

    Jo Bea…no sabes cómo me identifico con tu post de hoy. En mi también nació ese miedo el día que tuve a mi hija y desde entonces no ha hecho más que crecer, aunque como a ti ni me paraliza ni me impide disfrutar de la vida.
    Me da vergüenza reconocer que también tengo ese punto masoca, hasta ahora inconfesable de pensar lo peor a veces, pero qué le voy a hacer, no lo puedo evitar.
    Ayer yo también estaba frente a la tele en el momento de la entrevista, pero fui incapaz de verla, como no he podido ni por ahora puedo ver la peli, porque me pongo fatal.
    Gracias por este post tan sincero, es reconfortante encontrar a gente en las “ondas” con la que conectas tanto.
    Un besito

    Responder
  23. ISABEL

    BEA NO SUELO DEJAR COMENTS AUNQUE TE SIGO DE CERCA

    PERO DÉJAME DECIRTE QUE POST Y PENSAMIENTOS ASÍ TE HACEN MAS GRANDE AÚN…LAS QUE SOMOS MAMÁS SOLO LO SABEMOS,MI MAMÁ YA BASTANTE MAYOR,PERDIÓ UN MARIDO Y HACE YA DIEZ AÑOS A UN HIJO…MI HERMANO DEL ALMA..EL DOLOR ES DESGARRADOR PARA MI, Y AHORA QUE SOY MADRE YA NO ME CABE LA MENOR DUDA DE QUE ES LO PEOR QUE TE PUEDE PASAR.

    SABES? HACE UN TIEMPO VI EN LA TV UN REPORTAJE SOBRE LOS PADRES DE HIJOS DESAPARECIDOS,Y NO PUEDO QUITARME DE LA CABEZA LA CARA DE ESOS PADRES, PERDÓN POR LA EXPRESIÓN MUERTOS EN VIDA.
    SIN SABER SI SU HIJO ESTÁ VIVO O MUERTO Y CON ESA ESPERANZA A LA QUE SE AFERRA UNO DE PODER VERLE ENTRAR POR LA PUERTA ALGÚN DIA COMO SI DE UN MAL SUEÑO SE TRATARA.
    SU MIRADA PERDIDA ES UN HORROR,Y AYER EN LA ENTREVISTA DE RISTO A MARÍA SE VOLVÍA A REFLEJAR LA INCERTITUMBRE DENTRO DEL SHOCK DE SABER LO QUE HA PASADO A TU ALREDEDOR Y SOLO QUERER SABER SI TU MARIDO E HIJOS SIGUEN VIVOS.

    EN FIN QUE LA VIDA EN UN SEGUNDO CAMBIA Y LO QUE TU EXPLICAS HOY ES EXACTAMENTE LO QUE HARÍAMOS MUCHAS.

    FELIZ SEMANA

    Responder
  24. Ursula Torello

    Precisamente son estos posts los que te hacen tan especial. Valoras la vida en su realismo, no solo brindando y mostrando lo bonito sino también tus miedos y fragilidad. Yo soy igual, tengo mil paranoias x si les pasase algo a mis hijos y encima luego me siento fatal por pensarlas… Pero a la vez, eso me hace sentir una gratitud inmensa por la suerte que tengo!!! Una familia tan maravillosa! Gracias por recordármelo esta mañana!!!!

    Responder
  25. Clotdesal

    Llorando desde tu primera frase en negrita…

    Responder
  26. anna

    Pues yo tenia planeado ver Mad Men y disfrutar como una enana con la serie que me chifla, y tb me quedé petrificada con la entrevista. Tengo una niña de 5 años y me parece un milagro que su hijo pequeño lograra sobrevivir. A mi la parte que más me gustó fué cuando hablo del AMOR, amor incondicional que mueve montañas! Y cuando hablo del amor de pareja, como el enamoramiento, a veces sobrevalorado luego se convierte en algo mucho mas grande. Grande María! aprendí muchas cosas contigo…
    Bea completamente normal lo que te sucede, me parece fantástico que lo compartas 🙂

    Responder
  27. Rocío

    Pues Bea, que no te agobie porque a todas las mamás nos ha despertado ese sentimiendo…de hecho, anoche no me atreví a ver la entrevista. Todavía recuerdo el nudo en el estómago y la angustia que me produjo ver la película en casa, menos mal que no fuimos al cine, porque al terminar nos fuimos mi marido y yo a acostarnos con los canijos. Necesitábamos sentirlos cerca y que nos calmaran abrazándolos. Retalesdemivida lo comentó en IG anoche, y en menos de nada tenía montones de comentarios iguales a tu reflexión…no se me ocurre nada peor que el que le pase algo a mis hijos.

    Responder
  28. Graci

    Yo vivo con ese miedo, y como desde los 13 en que nos dejó mi madre soy tan consciente de que lo mismo estamos que no, me pasa como a Carol, me muero de miedo de que les pase algo a ellas (y pienso en mi abuela, que vio a dos hijos morir y seguía aquí con toda su fuerza para los que quedábamos, sobre todo los 6 hijos de su hija), pero también de tener que dejarlas solas….La parte buena es que creo que no hay día que no de gracias porque estemos bien todos en la familia y por esas pequeñas cosas que puedo disfrutar cada día con mis niñas (aunque sea una bronca), la parte mala es cuando pienso todo lo que se pierde mi madre de las ninas (aunque sé que nos ve y nos protege desde el cielo). Hay que disfrutar de la vida que tenemos a tope, aunque sólo sea por los que se quedaron sin la oportunidad de hacerlo y tenían muchas ganas de vivir.

    Responder
  29. maripaz

    uff yo tambien vi la entrevista y me fui con los ojos como tomates, yo creo que ese miedo es algo intrinseco que tenemos desde que estan en la barriga. Me marcaron muchisimas cosas de la entrevista, pero me quede con la sensación de que tenemos que ayudarnos mucho los unos a los otros y lo más importante inculcárselo a nuestros hijos, y disfrutar de esa pequeña felicidad cotidiana.

    Responder
  30. Cosetes de Marta

    Yo también la vi y me llegó al alma, madre mía que miedo y que desesperación.
    Cuando dice que lo que tardó en llegar fue decir Kike los niños, se me puso el pelo de punta, y éso que no tengo niños, sólo sobris!!

    Impresionante

    Un Besazo!

    Te dejo mi nuevo post. Canastilla Caperucita, Sorteo y Black Friday!
    http://cosetesdemartadefieltro.blogspot.com

    Responder
  31. elbotedelosdeseos

    Bea, yo también vi la entrevista ayer, y no paré de llorar. Hoy cuando se ha levantado mi marido le he comentado: “Cariño, no dejo de pensar después de ver la entrevista ayer, en Gabriel (mi peque), si nosotros hubiéramos estado allí…No se me quita de la cabeza… ¡Qué horror!”… Te entiendo perfectamente, yo también tengo esos miedos cada día. A veces estos post y estos pensamientos nos ayudan a vivir más intensamente todo, a disfrutar cada momento y a ser más felices con lo que tenemos. Un besote. Belén

    Responder
  32. Pilar Lupi

    Sí tienes razón Bea, no es el post que espereba leer hoy de tí. Pero eres humana, de carne y hueso, como yo. Y sí, estos son los post que precisamente me mueven por dentro, a veces los necesito.
    Gracias por tu momento de sinceridad, por tu generosidad al compartirlo.

    Responder
  33. otra mamá

    te sigo en la sombra y, no sé muy bien porqué, hoy me decido a dejarte unas palabras…

    en su día fui al cine a ver la película. creo que no duré más de media hora allí metida viendo todo ese dolor, la angustia y la desesperación… los niños heridos, desamparados, perdidos. no hacía más que imaginarnos en esa situación, a mis hijos y a mí…

    siempre he pensado que soy una macabra… pero veo que solo soy una mamá, como todas.

    feliz lunes…

    Responder
  34. Avital

    Precioso post! Comparto totalmente tus sentimientos, es un miedo que nos acompaña desde el momento en que somos madres y llevaremos siempre con nosotras, la maternidad lo tiene todo, te llena de la mayor felicidad del mundo, te hace conocer el amor más sincero y verdadero y al mismo tiempo, te introduce un miedo a perderlo. Si consideras que no has sido valiente al irte sola en avión con las dos niñas, te aseguro que lo has sido hoy al escribir este post! Un beso grande.

    Responder
  35. Cristina

    Me ha emocionado tu post,yo tambien tengo esos miedos y me ha encantado que los compartas con nosotras !!!

    Responder
  36. Rejuega

    Bea, creo que toda madre que lea tus palabras te entenderá perfectamente y, seguramente algún padre; porque ellos también cambian cuando se hacen padres… Cuando nuestros hijos nacen aparece un amor nuevo, unas prioridades nuevas, unas necesidades nuevas y unos miedos nuevos que no conocíamos en nosotros mismos. Es la magia de compartir la vida con estos pequeños enanos que tanto nos dan y a los que tanto damos. Considero que esos miedos son naturales y sanos si los tomamos sanamente. Nos ayudan a valorar lo que tenemos, nuestra vida y, sobre todo, ese día a día que a veces puede resultar interminable.
    Gracias por tu sinceridad y por dejar reflejadas a tantos padres con tus palabras. Un abrazo!!

    Responder
  37. elena

    CUANDO ESE MIEDO DEJA DE SER MIEDO Y SE CONVIERTE EN REALIDAD

    Yo no lo vi, ni creo que lo vea, creo que de momento no voy a hacerlo. No puedo hacerlo.

    Hace poco más de mes y medio perdimos a nuestro segundo hijo de 9 meses y medio. Fue de un día para otro. Por la noche un poco de fiebre un poco alta y al día siguiente ingresado muy grave en el hospital.
    Hemos vivido nuestro propio tsunami, un calvario que duró unas 36 horas.
    Lo ves, ves y sientes como se aleja, como se va; se va y sientes esa impotencia de no poder controlar la madre naturaleza que se lo leva sin remedio. No hubo una segunda oportunidad para él, ni para nosotros. Se lo llevó con toda su crueldad.
    Sepsis por Meningococo B.
    El mundo se acaba. Eres un autómata. Tu otro hijo depende de ti…
    No eres la misma… nada es lo mismo… el mundo sigue… tu no.

    Responder
    • conbotasdeagua

      Madre mía Elena, lo siento en el alma. Un abrazo enorme y mucha fuerza

      Responder
      • Cris G.

        Elena. Lo siento muchísimo… No serás nunca la misma, pero saldrás, el dolor se reciclará y se convertirá en recuerdos que harán que tu hijo siga vivo en vuestro amor por él, en vuestros recuerdos, en vuestro amor por vuestro primer hijo. No lo superarás, pero aprenderás a vivir con ello, con su hueco… Por experiencia. Muchos besos. Cris G.

        Responder
    • Silvia | miss blank

      Elena, no puedo imaginarme lo que debe ser… Te mando miles de abrazos. De verdad.

      Responder
  38. Miri

    Yo no había visto la película y tampoco la entrevista, vine a trabajar, vi tu post y pude ponerla por internet, ha sido demoledora.

    Tengo un niño de 5 años y tengo miedo de madre, como el que tienes tu, pero me da un miedo atroz no vivir feliz para que el sienta y tenga todo ese amor…

    Responder
  39. Yolanda

    Hola Bea, ante todo agradecerte que verbalices ese sentimiento que creo q compartimos las que somos mamás. Ese miedo que duele en lo más profundo de que algo malo pueda pasarle, en mi caso a mí pequeño, te hace actuar muchas veces de manera egoísta cómo bien dices. No sé si te pasa a ti también, pero cuando Adriel se hace daño tengo que socorrerle primero yo y abrazarle bien fuerte, incluso a veces si le coge primero su padre se lo quito de los brazos. No está bien, lo sé, pero es algo que hago sin darme cuenta y que a él le molesta, normal. Instinto de protección elevado a la máxima potencia.
    De nuevo gracias, gracias por compartir éste y cada uno de tus posts.
    Un beso Bea.

    Responder
  40. Sandra (So Sunny)

    Es tan fácil entender tu decisión de viajar con ellas, tan de “madre”, supongo que es biología pura, pero yo creo que nos pasa a todas y lo de coger un avión y no estar allí tantas horas (yo las he dejado viajar con mis padres un par de veces en viajes cortos y te aseguro que temblaba mientras sonreía al decirles adiós en el aeropuerto… bufff). Pero son miedos razonables, nunca pasa, pero…. la vida no tiene riesgo cero, así que hay que seguir subiendo a aviones, y suspirar aliviados cada vez que aterrizan 🙂

    Responder
  41. carmen (una madre motivada)

    anoche acabe llorando viendo la entrevista y hoy me siento en el ordenador y vuelvo a ternimar con la lagrimilla floja asomando.
    no sabes como puedo llegar a entenderte cuando cuentas ese dichoso miedo de madre y el egoismo de estar en cada momento por duro o malo que pueda ser.
    y como bien dices lo ese miedo te hace vivir los momentos mas intensamente.
    pasaros por mi blog para ver todo lo que hago con mis hijos y trucos muy útiles.

    Responder
  42. Alba

    Es curioso todo lo que despierta la maternidad… yo tengo un miedo atroz a que me pase algo y mis tres canijos queden sin mamá, no me puedo ni imaginar lo que sería perder a un hijo…. yo haría lo mismo, con mis niños aunque sean 30 las horas en el avión. bonito post Bea.

    Responder
  43. Elisa

    Me encantó tu post, me siento muy identificada con todo lo que dices porque me pasa lo mismo desde que tengo a mis dos bomboncitos. No puedo evitar pensar si algo se les pasara, es un miedo horrible, respecto al viaje en avión yo hubiera hecho lo mismo por las mismas razones que tú 😉
    Hasta me da miedo cuando se va en coche al pueblo con mis padres ayyyy…
    Besotes

    Responder
  44. Carolina

    No me puedo sentir más identificada contigo. Y aunque este sea un blog feliz, esos sentimientos son como la vida misma y a tus lectoras también nos gustan estos post.
    Cuando vi Lo imposible no era madre aún y me costó terminarla por su dureza. No sé si seré capaz de verla mañana…

    Responder
  45. laura rod

    Hola Bea!
    Qué identificada…
    Cómo me reconforta ver a una persona como tú, que te veo tan segura, con un nivel de vida muy bueno, tenga los mismos miedos que tengo.No sé por qué pensaba.que esos pensamientos “paranoicos ” eran cosa sólo mía… y ver personas como tú a las q.admiro tb les pasa,me alegra,me hace ver que al final muchas veces en lo material,estilo de.vida,etc. podemos ser muy diferentes,pero en lo verdaderamente importante, pensamos igual.
    Gracias x verbalizarlo Bea!!
    Besos!

    Responder
  46. Elisabet

    Ay, Bea, comparto tanto ese miedo de perder a mi pequeña… Por eso intento también disfrutar a diario de ella, de lo que me enseña, de lo que aprendo y de hacer especial cada minuto que compartimos juntas.
    Con lágrimas en los ojos, un besito desde Deutschland*

    Responder
  47. Vanessa

    Totalmente de acuerdo. Desde que soy madre convivo más que nunca con esos miedos, e intento normalizarlos porque aunque no lo digamos, creo que los compartimos todas. Gracias por verbalizarlo!

    Un abrazo!

    Responder
  48. Rosa

    Bea, llevo leyendo Con Botas de Agua desde sus inicios, pues me sentí identificada contigo y tu forma de ver el mundo desde las primeras líneas que leí (conectamos), aunque nunca me he “atrevido” a comentar. Pero el post de hoy, buf! directo al corazón: es como si hubieras estado leyendo en voz alta mis pensamientos. Como tú, soy madre y hago mías cada una de las palabras de tu post. Enhorabuena y gracias por tu sensibilidad y sinceridad.

    Responder
  49. Mónica

    A mi me pasa lo mismo. Somos la bomba¡¡¡. Asi que a disfrutar a tope todos todos los días. Besos y feliz lunes.

    Responder
  50. La cesta de mi bici

    Wow Bea, uno de los post y de las reflexiones que me han llegado en los últimos tiempos. No soy madre todavía, así que todavía no he vivido ese “miedo”, pero en cierta manera lo entiendo. Durante unos cuantos años, he trabajado en una escuela infantil y veía muchas veces la angustia de las mamás. Al principio no las entendía del todo, pero conforme fueron pasando los años, poco a poco les acaba entendiendo y empatizando con sus miedos. Pero en cierta manera, “benditos sean esos miedos”, son señal de que tienes una familia a la que adoras y ellos a ti, es amor en todo su apogeo. Un beso.

    Responder
  51. Diana

    Ay Bea, totalmente de acuerdo…y a veces tan necesario escuchar historias como las de María para poner los pies en la tierra y dar gracias por estar con nuestros tesoritos. Yo fui compañera de trabajo de una chica que falleció con la mayor parte de su familia en una casa rural hace casi un año…su hija mayor de cinco añitos y su marido se han quedado solos y cuando a veces creo que no puedo con el día a día pienso en Almudena y me doy cuenta de lo afortunada que soy de estar al lado de mis niños y mi chico….no puedo pedirle más a la vida. Un besazo y feliz semana!!!

    Responder
  52. Carmen Martin

    He venido volando como cada lunes y la verdad que si, que no me esperaba esta entrada, no esperaba ponerme a llorar en mitad del post pero que bonitooooo, que bien sabes poner los sentimientos escritos Bea. No sabia la historia de esta mujer ni he visto la pelicula pero el miedo de madre lo siento 100%. Bonito post

    Responder
  53. Eli

    Hola bea!!! Comparto contigo cada una de tus palabras. También pase un mal rato anoche viendo el programa. Yo ok he visto la película precisamente por eso, me da miedo sentir esa angustia aunque sea de una forma “peliculera” como decían anoche.
    No podría vivir sí algo les pasará a mis hijos porque son parte de nosotras. Yo con lo que más me agobio es con el hecho que yo les pueda faltar. O su padre. Pero hay que pensar en positivo y disfrutar al máximo.
    Bss a todas a las mamis

    Responder
  54. Esther

    Vi anoche la entrevista y, a pesar de ser una historia conocida, acabé profundamente emocionada. No voy a repetir lo que todas sentimos sobre ese miedo a que algo les pase a nuestros hijos, creo que es lo peor que te puede pasar. Me llamó mucho la atención cuando María dijo que, al estar sufriendo tanto bajo el agua, solo deseaba que sus hijos hubieran muerto para que no tuvieran que estar padeciendo lo mismo. Impresionante.
    Me apunto la frase del final de tu post y la suscribo.

    Responder
  55. Confeti en los bolsillos

    Ufff ese miedo se multiplico por 1000 desde q nació el pequeño!! y entonces ya no podía dormir a pierna suelta sin pensar q todo estaría bien, y me temo que esa sensación ya me va a durar de por vida y que esté siempre!!

    Responder
  56. Maria emeeme

    Yo tambien te entiendo Bea.
    Creo que nos pasa a todas.
    Y creo que lo de que prefieras ir tú con las niñas, es lo normal.
    Pero no solo por si pasa una catastrofe, que es lo menos probable, sino porque nosotras, no queremos nunca, nunca perdernos nada de nuestros niños.
    Ni los momentos buenos, ni los momentos pesados de aguantarlos un montón de horas en un avión.

    Un beso.

    María

    Responder
  57. Bruna

    Enhorabuena por esta entrada, Bea.

    Me encantan los blogs y, obviamente, el tuyo también y sé que son espacios donde bloguer@ y lector@s compartimos buenos momentos y cosas bonitas, pero creo que a veces hacen falta entradas como esta.

    No siempre, está claro, porque la vida “real” ya es suficientemente complicada. Pero creo que el hecho de compartir sentimientos tan profundos y negativos pero comunes en todos como, en este caso, los miedos hace que los que estamos al otro lado de la pantalla nos sintamos muy identificados con algo que muy pocas veces nos atrevemos a compartir. Y eso calma. A mi hoy esta entrada me ha sentado mejor que cualquier imagen de un precioso salón nórdico.

    Un beso y enhorabuena, una vez más!

    http://brunabruneta.blogspot.com.es

    Responder
  58. Natalia

    Me hacen gracia las casualidades, ayer mismo por la tarde hablaba con Paloma sobre esto, los miedos que acompañan a ser madre, la cantidad de pensamientos horribles que mi mente maquina de cosas que podrían pasarle a la enanita, y que no puedo eliminar de mi cabeza como me gustaría, porque a veces llegan a ser angustiantes. Supongo que es un sentimiento inevitable, que cuando algo es tan bueno y te hace tan feliz, pueda perderse. Menos mal que lo tenemos controlado y cómo dices no nos impide disfrutar…jjjj. Besos, me ha gustado mucho

    Responder
  59. Tamara

    Hola Bea, me ha encantado el post, no es alegre pero es muy real. Yo todavía no soy madre, pero pensar tenerla algún día y que me pudiese pasar lo que le pasó a Maria y su familia me parece durísimo. Si tengo 6 sobrinos a los que amo como si fuesen mios y la sola idea de que les pasase algo me aterra. Como tú también tengo ese punto masoca de disfrutar de las películas que me hacen llorar, y Lo Imposible me encantó aunque me pasé llorando toda la película las dos veces que la vi. Me has recordado a mi cuando cojo un avión, no puedo evitar pensar, y si pasa algo? Pero no dejo de viajar, vivir y disfrutar. Por que de eso se trata la vida, y hay que disfrutarla al máximo. Disfruta de tu preciosa familia. Saludos

    Responder
  60. Raquel

    Bea, sin palabras. Creo que nos has hecho a más de una llorar hoy con tu post.
    En mi trabajo veo situaciones muy límite relacionadas con la infancia y desde que soy mamá no puedo evitar verlo con un prisma totalmente diferente, ser madres nos hace tener siempre ese punto de tensión y miedo por algo que sólo pronunciarlo ya hace aparecer la piel de gallina. Yo también me siento egoísta en situaciones que a veces son valoradas desde fuera como de súper madre por lo mismo.
    Sea como sea… Viva la vida, Bea, Viva! Y que afortunados somos

    Responder
  61. Maria

    Completamente de acuerdo con ese miedo! Creo que es innato al ser madre…es la peor de mis pesadillas pensar o imaginarme que pueda perder a mi hija. En este post lo has explicado muy bien, el ejemplo del avión es muy representativo y como madre entiendo ese egoísmo del que hablas. 😉
    Pero hay que pensar en positivo y disfrutar al máximo! Besitos

    Responder
  62. Ana biedma

    Yo también me quede mirando ayer la entrevista, con pañuelo incluido, se me puso la carne de gallina, no podía imaginar lo inimaginable, palabras que me hicieron pensar en lo tontos que somos a veces , y como en un segundo después puede cambiar tu vida para siempre, yo con mis niñas también procuro ser egoísta, prefiero un mal viaje pero verlas a mi lado y no por catastrofista es por puro amor, del que hablaba ayer, del que mueve montañas.Precioso post. Un beso.

    Responder
  63. laura

    Bea… te puedes creer que me pasa lo mismo? y me pasa lo mismo con mi chico, que no le gusta que mencione ni siquiera estos sentimientos… ayer vimos la entrevista los dos… y yo no podía parar de emocionarme… es que m pongo en su situación y…
    besos. me ha encantado tu post.

    Responder
  64. Elvira

    Te sigo hace un tiempo y es la primera vez que escribo, mi hija tiene 2 años y desde que estaba embarazada existe ese miedo a que algo le pueda ocurrir. Cuando por algún motivo ella no está conmigo siempre hay esa incertidumbre que algo pueda ocurrir y yo no me encuentre. Creo es algo que viene con nuestros regalos del cielo.

    Responder
  65. Las Cosillas de Carmen

    Hola Bea,
    Ayer yo tb ví la entrevista a María y madre mía, no tengo palabras….lo que debió de sufrir….Es algo innato a ser madre, disfrutas con ellos y al mismo tiempo piensas en lo que les puede pasar cuando están haciendo cualquier cosilla de nada. Pero es lo más bonito del mundo, ser madre es lo mejor que te puede pasar en la vida.
    Besitos y enhorabuena por tu éxito y un blog tan estupendo.

    Responder
  66. BEA

    Hola Bea,
    Yo también soy Bea, casualidades de la vida mientras me limpiaba las lagrimas tras volver a ver la entrevista de María ayer en viajando con chester he dado por casualidad con tu post, que expresaba a la perfección lo que estaba sintiendo en ese momento, acabo de ser madre por primera vez, y estaba haciendo esa reflexión en mi interior…, Con mi pequeña, ha nacido ese amor incondicional y a su vez, ese miedo a que algo le pueda pasar a lo que más quieres en este mundo. Y aunque me emocioné mucho muchisimo viendo la película y escuchando el testimonio de María… esta vez, algo ha sido diferente, el miedo, el profundo dolor que tuvo que sentir esa madre… conecta directamente con nuestra alma… Desde luego! que bien viene a veces pararse a pensar lo afortunados que somos, valorar nuestros verdaderos tesoros y las cosas realmente importantes de la vida, como el AMOR y el calor humano!!! y dejarnos de chorradas…
    FELICIDADES POR TU BLOG, Y A SEGUIR DISFRUTANDO DE LA VIDA.
    Beatriz Martinez, Psicóloga y Psicoterapeuta Infantil y familiar.

    Responder
  67. Cosasquesemerecenun10

    Gracias por compartir con nosotros tus sentimientos como madre, Muy cierto todo lo que dices. Por eso hay que tratar de disfrutar al máximo de todos los pequeños buenos momentos que nos da la vida con nuestros hijos, no darle mucha importancia a los miedos, y dar gracias cada día porque están sanos y felices. Y no preocuparnos por chorradas. Ese será mi propósito para el 2015… abrazo!

    Responder
  68. Verónica Algaba

    Ay Bea…imagino que no es lo mismo, pero algo así he sentido siempre con mi hermano pequeño (me va a dar algo el día que tenga hijos!!). Me ha gustado mucho leer tus miedos de madre…son tan humanos como la alegría y aunque parezca mentira parecen más “de verdad”.

    Un abrazote!

    Responder
  69. www.mbfestudio.com

    Pues si, entiendo a lo que te refieres cuando dices que fue una decisión puramente egoísta, para mi también lo ha sido en muchas ocasiones, necesito tener cerca al peque…Y si, a pesar de que hay días horribles puedes sacar lecciones valiosas, todo pasa …

    Responder
  70. Laura

    Llego “un poco tarde” a dejarte el comentario, pero…cuando te he leído hoy – a salto de mata durante el día, te he entendido perfectamente, y en algunos aspectos me he sentido tan identificada!! En primer lugar, cuando estrenaron la película me quedé impactadísima porque María es la hermana de un compañero de clase – y aunque ahora ya estamos distanciados, de algún modo me afectó pensar que eso le pasa a cualquiera. Porque a veces, pensamos que no nos puede pasar a nosotros. Contaba en un post de mi blog, al principio de tener a mi hija, que… ya no me gustaba igual “Anatomía de Grey”, porque aunque es ficción, hay demasiadas historias que implican a niños y se me hace cuesta arriba. Y sí, da miedo que pudiera ocurrir algo a nuestros peques, y entiendo ese miedo a “volar”, yo nunca he tenido miedo a volar antes, pero ahora me impone hacerlo con mi hija. Y seguramente ya me he decidido a no tener un segundo hijo y … me da pavor (a ver si me explico, pavor escénico, no vivo angustiada por ello) pero imaginar… que algo pudiera ocurrirle, me espeluzna. Un beso, gracias por el post.

    Responder
  71. Vanesa

    Muy de acuerdo contigo en todo… Creo que ese miedo nace en el mismo momento en el que sabes que vas a ser madre y creo que es normal y comprensible, pero si estuviéramos todo el tiempo pensando en lo malo no apreciaríamos TODO lo bueno que supone vivir cada segundo al lado de los que queremos.
    Besos

    Responder
  72. Laura

    Bea, totalmente identificada. Me hace gracia lo que dices de imaginar situaciones catastróficas porque me pasa exactamente igual, con el consiguiente cabreo del buenpadre.
    La verdad que es impresionante el sentimiento de miedo que genera ser madre… Sólo de pensar lo que nos queda por vivir… Pero estoy contigo, a vivirlo pensando en positivo y a disfrutar del camino.
    Un besazo!

    Responder
  73. Raquel - maripepa

    Bea, es el mayor miedo de toda madre y padre: que les pase algo a sus hijos. Yo no quiero ni imaginarlo, aunque a veces la mente hace lo que quiere y me veo alejando pensamientos negativos a todo correr.
    Conozco gente que ha tenido grandes desgracias y no puedo más que estar agradecida de que mis niñas estén perfectamente y todo vaya bien. Está claro que no podemos controlar todos los factores del mundo, así que debemos disfrutar cada segundo a su lado.
    Yo también habría querido ir con las niñas en el avión, ninguna duda.
    La película no la he visto, y no sé si quiero la verdad. Tanta angustia, no sé. Tal vez algún día la vea.
    Un beso, y ánimo, todas pensamos este tipo de cosas alguna vez. Siempre seremos madres.

    Responder
  74. 613materika

    Hola Bea, yo no vi la entrevista de María, pero entiendo perfectamente (igual que todas las madres), ese miedo a perder aquello que amas, o a sentir que algo o alguien pueda dañarles…..Tu post me ha hecho pensar….porque precisamente estas semanas ando algo alicaída, con situaciones difíciles de resolver con una adolescente en casa….y quizás olvido que todo esto también pasará….así, que mejor afrontar cada día como algo nuevo, en el que seguro, seguro que hay algo bueno.

    Un beso y muchas gracias por tus reflexiones

    ana♥

    Responder
  75. Arantza

    Por este post he visto el primer el programa.
    ¿Que decir? María es una luchadora, pero lo que le hace grande es su humanidad, sus ganas de compartir y ayudar.
    Que es una de las cosas que tu haces con estos post, es normal tener miedo por los que queremos!
    Después del vídeo he investigado y me he encontrado con este otro vídeo de María: https://www.loquedeverdadimporta.org/ponente/maria-belon/ un poco más largo, precioso también y con anécdotas divertidas como madre!

    Un beso Bea!! 😉

    Responder
  76. conbotasdeagua

    Hoy quería daros un GRACIAS enorme, por todos y cada uno de vuestros comentarios. Me los he leido todos, disculpadme si no os contesto una a una, no esperaba está respuesta tan increible.
    Ayer dudaba sobre si publicarlo o no, siempre me pasa cuando me siento delante del ordenador a escribir simplemente lo que se me pasa por la cabeza sin estar planificado. Pienso que quizá a la mañana siguiente y con el sentimiento ya en reposo, me dará vergüenza pensar que la gente está leyendo mis divagaciones nocturnas… Y reconozco que hay un poco de verdad en eso, pero enseguida llegáis vosotros, con vuestros comentarios y la vergüenza desaparece.
    Asi que mil gracias por estar siempre ahí y arroparme en estos post tan personales.
    Un beso grande a todos y buenas noches,
    Bea

    Responder
    • Priscila

      Estos post tan personales son los que te hacen aún más grande!!! Yo ví la entrevista al día siguiente por internet, con los cascos puestos en el sofa mientras mi chico veía deporte, y hice un sollozo tan grande y llanto que mi chico se giro alucinado y me dijo ¿estás bien??!! y me pusé a llorar como loca… y eso que aún no soy madre!! Seguro que el día de mañana, me pasará lo mismo.. (y aún no había visto la peli, la vi el martes por primera vez!)

      Responder
    • Carol

      Los post personales son los mas bonitos de todos, son los que nos diferencian a unos de otros, porque cada uno tenemos nuestras manias y nuestras cosas y son tambien los que más unen, los que nos permiten conocer y saber un poco de cada uno, porque todos aprendemos de todos!!!!! Gracias por compartir tus divagaciones nocturnas con todos nosotros, a mi me encantan!!!!!! Un beso fuerte, fuerte!!!!!!!

      Responder
  77. eSteR

    Buenas noches Bea, bonita!!
    Yo, como todas, como tú, también siento ese miedo (irracional las más de las veces) a la posible desgracia, a la posible pérdida, a la posible tragedia… POSIBLE, POSIBLE… Y si… Y si… Futuribles!
    Desde que nació mi hija, hace 19 años, muchas cosas han cambiado, pero justo en el momento de nacer, en aquel preciso instante, hubo algo intangible, algo etéreo, algo invisible que cambió radicalmente en mi vida y que ha provocado que yo, nunca más, pudiera recuperar un cierto sentimiento de inconsciencia respecto de la vida, aquella actitud algo despreocupada que la hacía más fácil y más sencilla: a partir del día 1 de mayo de 1995 yo dejé de ser yo sola, mi vida dejó de acabar en mí misma y toooodooo lo que yo hiciera, decidiera, sintiera, etc, a partir de ese momento, iría más allá y afectaría a una nueva persona recién llegada a la vida.
    Siempre he dicho que cuando ella nació mi cerebro y mi corazón hicieron un “clic” extraño, se conectó un mecanismo que nunca se ha vuelto a desconectar porque NO SE PUEDE, así que hay que aprender a vivir con ello: es el miedo de madre que tú muy bien defines, es el terror a lo que pudiera suceder, el pánico y la desesperación que nos provocaría una hipotética desgracia… Te entiendo tanto Bea; yo he vivido lo mismo, idéntico; recuerdo que cuando Sarah tenía 7 meses alguna vez se me pasó por la cabeza que igual no era saludable para mi hija “quererme tanto” y “necesitarme tanto” y pensaba en el sufrimiento que YO le podía causar si me pasaba algo, imagínate: yo sufría pensando e imaginando lo que ella podría llegar a sufrir si a mí me pasaba alguna desgracia!!!
    La mayor parte de estos miedos son en realidad pequeños (o grandes) mecanismos de defensa, es como si al “anticiparnos” a la desgracia, la consiguiéramos evitar. ¡Lo que llegamos a “organizar” por proteger y mantener a salvo, sanos y felices a nuestros hijos!
    Cuánto se les quiere, verdad?
    Un abrazo, Bea!

    Responder
  78. Silvia | miss blank

    Ay Bea…. Parecemos cortadas por el mismo patrón. Me ha encantado este post inesperado y no puedo compartir más lo que en él nos explicas.
    Ayer lunes hizo una semana Pep, mi bebé, el primero! Y la mayor felicidad del mundo me ha llegado con el mayor temor del mundo, que le pase algo. Este temor lo experimenté en el parto, cuando ciertas complicaciones hicieron que todo acabara en una rápida cesárea. Casi me acaba dominando el miedo a que le pasara algo…
    Desde luego esta es la parte negativa par mí de ser mami, este sufrimiento a perderlo.
    Pero como soy tranquila,controlada e intento evitar lo negativo, mi propósito es controlar este nuevo sentimiento.
    Objetivo, disfrutar al máximo de mi nueva vida sin caer en una espiral de temor.
    Gracias por este post tan maravilloso. Mil besos.
    ( flipé con “lo imposible”)
    (Yo tb me hubiera ido en el avión con Pep!)

    Responder
  79. Watermarycolors (Mari Jose)

    Bea, es un post precioso y me ha encantado leerlo, creo que como mamás que somos todas te entendemos a la perfección y compartimos ese sentimiento contigo. Yo cuando vi Lo imposible lloré practicamente toda la pelicula, me resultó tan dura que creo que no voy a volver a verla y eso que me encantó. Estoy contigo, me gustan las peliculas que me remueven por dentro, pero esta me tocó en todos los sentidos.
    Esta claro, hay que disfrutar cada minuto y cada dia con nuestra familia, amigos y personas queridas,
    Un besazo enorme y a ser feliz!! 🙂

    Responder
  80. Monikqa77

    Como te entiendo…..Me ha encantado tu post y como lo has transmitido… Yo soy de las de pensamientos fatales también. No me obsesionan pero están ahí y si me pongo en situación me muero de miedo. Yo vi la pelicula cuando mi hija era un bebe, ahora que tiene casi tres creo que no podré volver a verla. No lloré por que sabía que acababa bien, pero estuve en tensión todo el tiempo y hay momentos que por más que lo intento no consigo entender y me ponen nerviosisima. Y sobretodo pienso que no se si yo tendría la fortaleza y la valentía que tuvo esa madre…no me veo tan fuerte para nada…. Aunque se que por mi niña daría lo que fuera.

    Responder
  81. olaya

    Que gran verdad, gracias por compartir

    Responder
  82. Reflexión | una madre motivada

    […] me hice la fuerte y conseguí verla, aunque termine a moco tendido, por si eso no era suficiente Bea volvió a sacarme la lagrima y la tigresa con su preciosa historia de como empezar bien de nuevo […]

    Responder
  83. Bárbara

    Un 10 por este post, Bea….

    Responder
  84. Maria

    Hola Bea! Me encantas….
    Yo no tengo miedo…me niego a vivir con miedo. no suelo pensar en que va a pasar nada….simplemente vivo el dia a dia y pienso poco en el futuro. Quiero disfrutar de cada momento con mis dos hijas y si algun dia pasa algo pues habremos disfrutado de amor del bueno como dice el anuncio de Ikea.
    La primera vez que escuche a Maria Belon en una entrevista dijo que para ella los hijos eran un prestamo que le habia dado la vida y que estaria ahi hasta que fuese posible y lo demas…..
    No tengas miedo Bea que el miedo paraliza, piensa que en este mundo nada es para siempre asi que nos merecemos el mejor presente .
    Mil besos.

    Responder
  85. Marta

    ¡Hola, Bea!! No me gustaría repetirme pero he leído en algún sitio que hacías una reflexión después de haber visto la entrevista a María Belón y recordé que el otro día, el día que emitieron la peli, en el chat de wapp que tenemos mis hermanas y yo, nos recordaba una de ellas: “Niñas, recordad que esta noche echan Lo Imposible”… Pues bien, confieso que finalmente no tuve fuerzas para verla… me he vuelto una cobarde absoluta desde que tengo a mis hijos y aunque creo que soy una persona vital y optimista, me he convertido en una miedosa que principalmente tiene miedo a que le pase algo malo a sus hijos.
    No me enrollo más. Un besito,

    Marta (“Sweet & Home/La Vida es Dulce”

    Responder
  86. Paola

    Yo cuando veo que estoy en un racha de pensamientos negativos porque alguna situación me tiene preocupada o angustiada hago el siguiente ejercicio, todos los dias hago una lista de 10 cosas buenas que me pasaron en el dia. Asi te obligan a pensar en positivo, entrenas a tu mente para dejar de ser pesimista. Un beso

    Responder
  87. Viki

    Qué reconfortada me he sentido leyendo tu post… Como cuando te sientes un bicho raro en algo y encuentras a alguien tan raro como tú… Y es que el miedo a ver sufrir a tus hijos, es el miedo más terrorífico. Y la imaginación funciona poniéndote al alcance de tus sentimientos, ejemplos vívidos y casi palpables, que te hacen estremecerte… Pero tienes que sacudirte, respirar hondo y decir, buffff cambiemos de tema!!
    Feliz día!! Gracias por tus palabras

    Responder
  88. Natalia

    Bea! Gracias por compartir esas emociones que sólo entre mamás entendemos!
    Un abrazo!

    Responder
  89. Lola

    Hola es la primera vez que escribo, y me senti tan identificada, estoy pasando por ese sentimiento, que me ahoga el alma, el corazón, no como casi ni duermo pensando en mi bebé, que no estuvo muy bien de salud,. Pienso que haría sin el, seguramente me iría con el, prometí cuidarlo en donde sea y como sea. Los hijos son todo y mucho más, algo que sale de nuestras entrañas, algo tan nuestro. Te sanan heridas y son pura alegría. Lo último que uno quiere es verlos con algo, aunque sea mínimo.
    Gracias por este post, necesitaba leerlo hoy.

    Responder
  90. Anninu

    ¡Qué cierto! La verdad es que siempre he sido paranoica, y ahora que tengo dos hijos pequeños, me vuelvo loca de sólo pensar que les pudiera suceder algo. Apenas mi hijo de tres años comenzó a llorar diciendo “¡No me quiero morir! No me quiero morir, porque si no ya no vas a tener a tu niño!”, sollozaba, hundiendo su carita en mi regazo. ¿Cómo explicar la vida y la muerte? No pude sino llorar con él, porque, ¿cómo explicarle que cuando estuviera viejito, yo ya no iba a estar ahí? Y mientras le explicaba que faltaba mucho para que él se volviera viejo, no podía pasar por alto ese miedo tan atroz que una madre siente por perder a sus hijos. Pero es algo con lo que hay que vivir, y, finalmente, una de tantas cláusulas que vienen en el contrato para ser mamá. ¡A cuidar a nuestros tesoros!

    Responder
Deja una Respuesta

Al dejar un comentario en cbda, estás aceptando formar parte de su base de datos. Puedes consultar la política de privacidad Por favor, se amable y respetuoso. ¡Gracias!