Cutamilla calidade

Monte-Cutamilla-17

Hay lugares especiales, lugares idílicos y luego está Cutamilla

No tengo la suerte de tener casa en la sierra, ni en el pueblo, la playa o el campo. Pero tengo la grandíiisima suerte, es más , el privilegio diria yo, de tener amigos aquí y allá que sí que las tienen y que gracias a ellos podemos disfrutar de fines de semana tan increibles como éste.

Ya os he hablado en varias ocasiones de mi amiga Mara y su maravillosa finca Monte de Cutamilla, allí celebré mi 32 cumpleaños y tuvimos la primera reunión del Club del Tupper entre otras muchas cosas.

Allí nos escapamos de vez en cuando, ahora que nuestros niños cada vez se entienden mejor, porque allí son plenamente felices. Y nosotros os diré, que también…

Monte-Cutamilla-1

Monte-Cutamilla-31

Monte-Cutamilla-33

Pero este finde además, tuvimos el enorme placer de compartir diversión con Sally, Lucía, Kata, Bárbara, Indara, Eva, Mar y nuestras respectivas familias.

Y lo que más me fascina de este tipo de planes, es como los niños socializan, no sólo entre ellos, sino también con los mayores, sin conocerse apenas de nada. 

Para mi, esa es la grandeza de estos planes.

Monte-Cutamilla-4

Monte-Cutamilla-2

Monte-Cutamilla-6

Me encanta ver como pierden su timidez en un abrir y cerrar de ojos y tan pronto me encontraba a Martina y Lola con los niños de Mar haciendo recuento de setas, como veía a los lejos a Indara y Martina sentadas en medio del monte contándose vete tú a saber qué.

Estoy convencida de que el campo une, y no es para menos.

Mara nos tenía preparado esta vez, un plan de lo más apetecible, una salida al campo en busca de setas de la mano de María, una experta en temas de naturaleza que nos hizo ver el paseo con otros ojos. Es increible todo lo que se puede aprender en el campo.

Monte-Cutamilla-3

Monte-Cutamilla-7

Monte-Cutamilla-9

Además tuvimos la suerte de tener a Sally entre nosotros. La única persona capaz de recoger por el camino hasta las plantas más insospechadas y hacerte una cesta con todo lo recogido increiblemente bonita.

De repente me entraron ganas de aprender sobre plantas y jardineria, y no ir por el monte sin saber que es todo lo que me rodea… Porque realmente cuando te pones, es un mundillo muy interesante.

Monte-Cutamilla-10

Monte-Cutamilla-20

Para comer, Mara nos tenía preparados uno de sus ya famosos picnics sorpresa. Comida deliciosa, puesta con un gusto exquisito al lado del rio.

Tengo que decir que el tiempo nos acompañó y que a 22 de noviembre pudimos disfrutar de una comida al aire libre y sin abrigos.

Monte-Cutamilla-12

Monte-Cutamilla-13

Aqui Adriana, el tercer bombón de Mar, que nos tiene a todos robado el corazón.

Monte-Cutamilla-14

Monte-Cutamilla-15

Monte-Cutamilla-16

Pero sin duda los grandes protagonistas del picnic fueron los niños, que enseguida encontraron la manera de llegar al rio y rebozarse en el barro o meterse de lleno en el agua, como en el caso de la dulce Tori.

Eso si, nos hizo reir a todos con su inocencia, su vaciado de botas de agua y sus ruegos porque la dejasen bañarse en el rio…

Monte-Cutamilla-18

Monte-Cutamilla-19

Ya de vuelta en la finca, Tori y Angi montaron a caballo bajo la atenta mirada de los más pequeños. Mientras los mayores, hicimos cremas aromáticas con María, coronas de Navidad con Sally, cata de carnes de Cutamilla con Joaquin, el padre de Mara y para terminar una cena para la que apenas nos quedaban fuerzas.

Los invitados se fueron marchando, pero nosotros nos quedamos para apurar el finde hasta el final.

Monte-Cutamilla-25

Monte-Cutamilla-26

Monte-Cutamilla-27

Monte-Cutamilla-50

El domingo amanecimos tarde, los niños acabaron tan cansados que nos dieron una tregua y nos dejaron dormir hasta una hora decente. Todo un detalle por su parte.

Desayunamos sin prisas y pasamos el resto del dia a cámara lenta y con esa sensación tan increible de no tener la obligación de hacer realmente nada.

Asi que nos fuimos a pasear, recogimos nueces y llenamos una cesta, jugamos a tirarnos hojas, a buscar monedas de chocolate escondidas por el campo, echamos la siesta y descansamos sin más.

Monte-Cutamilla-22

Monte-Cutamilla-24

Monte-Cutamilla-28

Monte-Cutamilla-29

Monte-Cutamilla-30

Monte-Cutamilla-32

Monte-Cutamilla-34

Dijimos hasta pronto a Cutamilla con mucha pena, pero con la mirada puesta en nuestro próximo finde allí, que por suerte, será dentro de poco.

¡Espero que tengáis un gran comienzo de semana!!

¡Feliz lunes!

———————————————–

PD: Muchos me preguntásteis en las redes sociales si se puede ir allí a pasar el día o a dormir el fin de semana, pero lamentablemente no tienen ese servicio como tal. Lo que si que podéis hacer es apuntaros a algunos de sus planes de fin de semana, celebrar allí vuestra boda o reunión familiar o incluso convencer a vuestra empresa para que haga allí la próxima reunión de empleados! No os arrepentiréis de ninguno de los planes, cualquiera que sea, es realmente un lugar especial.

PD (2): Para los que también estábais interesados en saber de donde era la ropa de las niñas, os diré que lucen orgullosas algunas de mis marcas españolas preferidas. Los jerseys (menos el marrón) son de mi siempre querida Babaà, la faldita de tirantes de Martina y el gorro de borrego son de Little Creative Factory. Marca que he descubierto hace poco y de la que me declaro fan nº 1Los calcetines color ocre con corazones son de Hop socks. ¡Otra preciosa marca que acaba de comenzar!

37 Respuestas a “Cutamilla calidade”
  1. mamá puede

    Es un sitio increíble!

    Según lo cuentas ha debido de ser un fin de semana para recordar, sin prisas, divertido, en el que habéis aprendido y que los peques han disfrutado muchísimo.

    Responder
  2. Carol

    Ohh que plan mas bueno!!!!!!! me ha encantado ver las fotos!!!!!!!! que bonitas son todas!!!!!!!!!! esta vez me quedo con la de tori empapada, esa sonrisa es genial!!!!! y con la de Lola y Martina sentadas las dos de espalda…aunque son todas tan bonitas!!!!! no hay nada mejor que ver a los niños jugando juntos al aire libre!!!!! Muchos besos!!!!! Feliz comienzo de semana!!!!!

    Responder
  3. Raquel

    El sitio pinta genial, Bea. Estoy contigo el campo une. Preciosas las fotos, los peques disfrutan tanto corriendo a sus anchas.
    Besito

    Responder
  4. Almudena

    Menudo sitio, estaba en Sigüenza verdad?? la Alcarria tenía que ser, jeje. Es una verdadera maravilla y creo que este fin de semana hemos muerto de envidia todos con vuestras fotos. Se nota todo lo que habéis disfrutado.
    Yo soy de pueblo y tengo mi pueblo y amo ir de vez en cuando, de hecho este jueves nos vamos para allá de nuevo.
    Un besazo

    Responder
    • conbotasdeagua

      Sii Almu! Es en Sigüenza!! Una pasada de zona, me encanta. Besote y que suerte tienes de tener un pueblito!

      Responder
  5. Daniela

    Ohh!,Cutamilla es pura magia pero lo que de verdad me ha dado envidia es la reunión de personas que estabais, verdaderas artistas llenas de creatividad.
    Por cierto, me ha encantado la postdata de la ropa porque yo soy una de las que me encanta saberlo pero si no te importa me gustaría saber de donde es el plumas de Martina y las botitas marrones. Gracias y unas fotos preciosas como siempre

    Responder
    • conbotasdeagua

      El plumas es de una marca que se llama Replay, lo compro siempre en una venta especial que hacen 2 veces al año a precios muy buenos. Las botas no tienen marca específica, son de zapatería de barrio ;D

      Bsos!
      Bea

      Responder
  6. Cosasquesemerecenun10

    Qué fantástico! Se ve que lo pasasteis genial-! No hay nada como las experiencias de los niños en el campo. Nosotros ya contamos los días para que llegue Navidad e irnos a nuestra casa del del pueblo. Aquí es: http://www.cosasquesemerecenun10.com/pon-un-pueblo-en-tu-vida/ Abrazo!

    Responder
  7. Carolina

    Yo estoy esperando la ocasión para organizar allí una reunión con mi empresa… no me puede parecer mejor lugar!!
    Qué bonito el post Bea! y qué genial desconectar y encontrar la felicidad en un paseo por el campo mientras buscas setas con los más pequeños!!

    Responder
  8. La cesta de mi bici

    Que plan de fin de semana tan estupendo!! Una gozada que nos dejes compartir contigo estos planes a través de tus maravillosas fotografías. Un beso.

    Responder
  9. Indara - El sofá amarillo

    Bea qué fotones, me encantan todas! Pero la mía con Martina en medio del campo me vuelve loca. Creo que estábamos preparando regalitos metiendo setas en unas bolsitas de papel kraft que le dí, jajaja. He vuelto enamorada perdida de todos los peques y de todas sus mamis. Qué bien se está siempre en Cutamilla, despertar allí es una sensación de paz y felicidad increíble. Un beso enorme bonita, nos vemos pronto!

    Responder
  10. Laura

    Que ganas de ir a sitios con tanto encanto y rodeados de amigos. precioso Bea

    Responder
  11. Renata Enamorada

    Qué pasada de sitio! Y de fotos! Me encanta el campo, bueno la naturaleza en general y este lugar hay que conocerlo sí o sí… 🙂

    Responder
  12. Andrea Amoretti

    Que vivan las cosas que pasan cerca del campo y tus fotos 🙂 ¡Feliz semana!

    Responder
  13. Cosas de Bea

    Qué preciosidad de sitio!!!
    Los niños unos muñecos, y menudo picnis espectacular!!

    Un abrazo

    http://cosasdbea.blogspot.com.es

    Responder
  14. Eva - Bodas Colorín

    ¡Qué post más bonito Bea! Ha sido un fin de semana mágico: estar rodeada de vuestros peques, los planes tan estupendos de Cutamilla, el cariño con el que Mara hace todo, las coronas de Sally … todo ha sido perfecto.
    Pero que sepáis que he vuelto especialmente fascinada con vuestras familias, con los niños corriendo sin que nadie les grite un “te vas a caer”, del barro hasta las orejas sin un “ya te has manchado”, de la felicidad y tranquilidad que todos transmitís como padres. No sé si es Cutamilla, pero ha sido algo especial.

    Un millón de besos.

    Responder
  15. Sandra (So Sunny)

    Qué maravilla, pero si parece Galicia!! y está en Madrid??? en serio? pues tengo que visitarlo para sacarme la morriña de mi monte Aloya, de los magostos, de las búsquedas de setas, de los picnics (no tan monos como el vuestro..) de los paseos por las rocas, de los niños con botas de agua y asalvajados :-).

    Precioso post, y preciosas fotos, qué bien trasmiten esa sensación de otoño y campo…

    Responder
  16. Confeti en los bolsillos

    Un lugar desde luego que se ve de cuento. Y enhorabuena por apostar por marcas nuevas y no de gran cadena, porque hay que apoyar al pequeño comercio y artesano!!

    Responder
  17. Beatriz

    Hola Bea,
    Me encanta que os guste esa zona de Guadalajara, una de las provincias más bonitas de España (y no es porque sea yo de allí, jeje). Tengo la suerte de tener pueblo en el señorío de Molina y lo que da pena es ver cómo estos pueblos se están quedando vacíos. Resulta increíble que una zona tan cercana a la capital y tan bonita, tan auténtica, sea una de las zonas más despobladas de Europa (más que Laponia!). Os animo a que leáis este reportaje que salió en El País recientemente ( http://politica.elpais.com/politica/2014/10/18/actualidad/1413646246_977522.html).

    Responder
  18. Mónica

    Que relajación me acaba de entrar por favor¡¡¡¡¡. Las niñas por lo que veo se lo pasaron de grande y eso es lo que realmente importe. Besos y feliz lunes.

    Responder
  19. mart a. gris berenjena

    Ya estamos tardando en volver… si es bonito en primavera en otoño es espectacular!!
    Y la familia Cutamilla…guapa en todas las épocas del año!

    Responder
  20. PILI

    In love total!!

    Responder
  21. Adriana

    Qué maravilla de fotos y de plan! y con la genial Sally!!
    in love con Lola fotógrafa 😉
    y con su chupete rosa! podrías decirme de dónde es por favor? me encanta!

    Responder
  22. Esperanza Labrador

    Bea, cada día mejores y mejores fotos. En serio que te estás convirtiendo en una gran fotógrafa.

    Responder
    • conbotasdeagua

      Muchas gracias Esperanza! La verdad es que disfruto muchisimo de la fotografía, asi que me alegro que te gusten ;D

      Beso grande

      Responder
  23. eSteR

    Qué fin de semana más chulo, Bea!
    La verdad es que el otoño, si el frío se comporta, como este año, es una estación preciosa llena de colores… CÁLIDOS que invitan al recogimiento y al achuchón, a la introspección y a las palomitas con película, a las conversaciones en un susurro y a los paseos por el campo con ropa de abrigo, sintiendo el fresquito en las mejillas y en la punta de la nariz… Los olores del otoño también son espectaculares!
    Uuufff… Precioso otoño… Que aquí no da señales de vida!!! Este sábado a 20 grados: hemos celebrado una superbarbacoa con amigos (qué amigos!!!) y la hemos organizado en el jardín: éxito tremendo y en mangas de camisa… Casi que me gustaría que hiciera un pelín de frío y poner en marcha la chimenea. De todos modos, mejor me callo que luego pasa aquello de “No querías caldo?… Pues venga, dos tazas entre pecho y espalda, Mafalda de mis amores!!
    Tienes mucha razón (como siempre… Bueno, igual no siempre la tienes, el “problema” es que SIEMPRE pensamos lo mismo: jaaa!!); quiero decir que tienes mucha razón cuando hablas del campo y de esa necesidad socializadora que nos invade a grandes y pequeños: yo soy una enamorada del campo, del bosque… También del mar… Y de la alta montaña. Me fascina la cantidad de mundos, submundos y micromundos que puedes descubrir durante un paseo, o durante un finde. Con uno de los grupos de amigos que tenemos (vaya otro grupo!!… Amigos del alma!!!) organizamos fines de semana “campestres” o “marineros” y allí aparece lo mejor de cada uno. Siempre me he preguntado por qué, por qué sucede eso y creo que ese ambiente se crea gracias a que todos y cada uno de nosotros, cuando nos reunimos, dejamos atrás problemas, preocupaciones, estreses, maloshumores, ordenadores y cia. y demás demonios y nubarrones y nos centramos en nosotros, nada más: en escucharnos, en sentirnos, en disfrutar de todo: la comida, el clima, el paisaje, el calor o el frío, el agua o el monte, la puesta de sol o el amanecer, de las charlas interminables y, especialmente de algo genial y que recomiendo muy mucho: os gusta cantar, Bea?… Pues a nosotros nos encanta y después de las cenas del finde nos liamos con guitarras en mano hasta las 3 de la madrugada (es para verlo, de veras).
    Pues sí, creo que se trata de eso: cuando visitamos lugares de naturaleza, entramos en comunión con el entorno. Buenas vibraciones… Entramos en sintonía con la mejor de las energías con la mejor versión de nosotros mismos y, seguramente, hasta con el niño que aún habita en nuestro corazón. Se puede pedir más?
    PD 1.- Cutamilla: in love TOTAL!!!
    PD 2.- Tus niñas más que preciosas. La conejilla Adriana achuchable y besuqueable hasta decir basta!!
    Besos bonita!

    Responder
  24. Lu

    Qué envidia de la buena Bea! La verdad es que los niños es donde mejor se lo pasan..montaña, aire libre,piedras, tierra, plantas..y nosotros a veces nos empeñamos en complicarnos la vida buscando planes..yo cuando era pequeña solía pasar todos los domingos en la caseta de campo de mi padre..y recuerdo que simplemente cojiendo y abriendo almendras con unas piedras junto a mi hermano me lo pasaba genial..y ahora se lo intento transmitir también a mi peque..y veo que disfruta muchísimo de la montaña..el simple hecho de estar sentada sobre la tierra ya es un lujo cuando vives en la ciudad verdad? Precioso post,preciosas fotos..y menudo picnic! Gracias por las direcciones de la ropita 😉

    Responder
  25. Cappuccino in the twenties

    Pasar un fin de semana en el campo y con amigos es siempre un planazo!! O me lo parece últimamente, será cosa de la edad 😉 ¡¡Suena genial todo lo que nos cuentas, y divertidísimo!!

    Responder
  26. Anna {drimvic}

    Qué manera tan bonita de disfrutar el fin de semana; ¡qué apetecible! Me ha encantado leerte y disfrutar con las fotos que son una maravilla, como siempre. Qué gustazo de fin de semana, ¿no? ¡Me ha entrado mucho antojo de montaña y de respirar aire puro! 1beso!

    Responder
  27. Arantza

    Que planazo Bea y que fotos más chulas!!
    Mi chico es un experto en plantas, ha estudiado esto y se dedica también, y como dices es un placer ir con el por la montaña, el tiempo me pasa más rápido y me lo enseña todo. Desde una zanahoria salvaje, no se ve como tal pero el olor es inconfundible a los arboles de la zona y algún que otro animalillo que yo desconozco jeje

    Tener amigos con casitas siempre es un placer 😉

    Responder
  28. carol (hadasycuscus)

    Como siempre unas fotos geniales, que nos acercan un poco a vuestro maravilloso plan de fin de semana en cutamilla! los looks de las nenas geniales, pero el ultimo de martina es simplemente genial! tiene mucha personalidad, como ella!
    por cierto, admiro tu capacidad de no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy! llegar del finde, editar y a hacer post! tienes toda mi admiración por muchas cosas, pero por esa aun mas!
    un besote

    Carol

    Responder
  29. Un desayuno de toda la vida - Con botas de agua

    […] os conté el lunes, que el finde pasado habíamos estado disfrutando del campo en Cutamila. Nosotros tuvimos la suerte […]

    Responder
  30. Liliana

    Buenas Bea!
    Hace poquito que te he descubierto; y te descubri precisamente por una foto en la que distingui los azulejos de la entrada de la casa de Cutamilla.
    Me case alli hace 3 años y fue una experiencia increible! Me casaria alli, una y mil veces!
    Mi marido es chef y ademas Vasco; asi que para nosotros la comida era lo mas importante y con lo que mas miedo teniamos! Mara estuvo abierta a todas nuestras ideas y nos hizo un menu que vamos a recordar pasen los años que pasen!
    Cada vez que voy a una boda con algun amigo o familiar, siempre hay alguien que me dice al oido: “Lili, para mi, la boda mas especial, la tuya”. 🙂
    El entorno, el lugar, el cariño y el mimo que pone Mara en todo, hacen que se convierta en el fin de semana mas especial de tu vida!
    Asi, que desde aqui, un abrazo fuerte para ti y para ella!

    Responder
  31. Con botas de agua x Smallable - Con botas de agua

    […] en su maravillosa finca Monte de Cutamilla, que os he enseñado muchas veces (podéis ver posts, aquí, aquí o […]

    Responder
  32. lorena

    Hola Bea, me encanta tu blog y aunque no comento nunca lo leo y releo … Me encanta este sitio y como este fin de semana estamos en Madrid quería ir a pasar un dia alli. Lo que he preguntado a Mara y me ha dicho que no hay restaurante … entonces claro, como no conozco la zona, no se si se podría comer por allí en algún sitio, o no valdría la pena ir …. que me aconsejas? 1000 Gracias

    Responder
    • conbotasdeagua

      Hola Lorena,
      Cutamilla es una finca particular, se alquila para eventos y bodas, pero no es algo que pueda visitarrse o ir a pasar allí el día. Una pena porque el sitio es espectauclar. Yo tengo la suerte de tenerles como amigos y pasamos allí muchos fines de semana, pero digamos que no está abierto al público como tal. Pero en cambio si te recomiendo la zona y sobre todo el pueblo de Sigüenza. Es precioso y tiene varios restaurantes en los que se come de maravilla. Si no, siempre te quedará Madrid que tampoco está nada mal ;D
      Un beso fuerte y disfruta!

      Responder
Deja una Respuesta

Al dejar un comentario en cbda, estás aceptando formar parte de su base de datos. Puedes consultar la política de privacidad Por favor, se amable y respetuoso. ¡Gracias!