De crisis, cierres y grandes dosis de positivismo

La entrada de hoy tiene un sabor agridulce.
Durante las dos últimas semanas, dos tiendas a las que he visto crecer desde sus inicios y a cuyos dueños aprecio muchisimo, me han escrito para comunicarme que tenían que echar el cierre.

cartelcierreTinyToy

La semana pasada recibí el e-mail de Pablo de Tiny Toy comunicándome que la crisis había podido con la tienda (aunque no con ellos). Y me dio muchísima pena y me entró mucha morriña. No sé si os acordaréis, pero hablé de Tiny Toy en una de mis primeras entradas, cuando apenas llevaba un par de meses escribiendo este blog. Recuerdo como fui viendo, durante mis paseos mañaneros con Martina cuando era un bebé, como iba tomando forma la tienda; el primer dia que entré a hablar con Pablo para pedirle permiso para sacarles en el blog; nuestras visitas los sábados; la emoción y la ilusión de Pablo y Natalia contándome las maravillas de cada una de las marcas que traían a la tienda y lo mucho que Kenya les recordaba a un perro que tuvieron…

Recuerdo todo eso y me da pena que un proyecto tan bonito, lleno de ilusión, ganas y buen gusto, tenga que decirnos adiós…

tiendaTinytoy

martinaencasita2copy-copia

Luego recibí el e-mail de Clara, de Tatán Toys, para comunicarme exactamente lo mismo. “Mierda de crisis” pensé, era lo único que me venía a la cabeza hablando claro y mal.

Clara fue la persona que me hizo la maravillosa tarta para el segundo cumple de Martina, porque tanto ella, como Eduardo, su marido, tienen una mano para la repostería que no os quiero ni contar. Personas detallistas y agradables donde las haya… El día que fui a hacer las fotos para la guía Mmmp, Eduardo me sorprendió con una deliciosa tarta de manzana, que él mismo habia hecho porque sabía por Clara que era mi antojo del embarazo.

Ese tipo de cosas, que para mi tienen un valor incomparable, las hace alguien que se preocupa por conocer a las personas, por mimarlas y hacerlas sentir a gusto, y eso es lo que le da vida a una tienda.

TatanToys

Yo no concibo mi barrio sin las pequeñas tiendecitas que llenan de vida las calles, y por eso me da pena cuando las veo cerrar. Creo que es necesario que todos les apoyemos para que nunca dejen de existir. Y no me refiero a comprar sólo en comercio pequeño, mentiría si dijera que yo lo hago, si no, simplemente a no dejar de hacerlo, a confiar en ellos siempre que podamos.

ComerciodeBarrio
Via: Kireei

Y dicho esto, quería anunciaros que tanto Tiny Toy como Tatán Toys liquidan todos sus juguetes al 50% y creedme que merece mucho la pena porque todas las marcas y juguetes que tienen son maravillosos.

Os recuerdo sus direcciones:

Tiny Toy

Módena, 4. El Soho del Európolis

Las Rozas

…………

Tatán Toys

Santa Ana, 10

Majadahonda

A pesar de todo y para terminar el post con buen saber de boca os diré que, en ambos casos no les falta la energía y el optimismo para enfrentarse al futuro con positividad.

Es lo bueno de las grandes personas, que nunca se vienen abajo; cuando se caen, se levantan; aprenden de los errores y de las experiencias y siempre, siempre, siempre, miran hacia adelante con ilusión y grandes dosis de positividad. Y eso les hace aún más grandes.

Captura de pantalla 2013-06-14 a las 01.50.56

Y para terminar me quedo con una frase que dijo Pablo en su Facebook:

“La vida sigue, así que, ¡alegría que hay cosas mucho peores!”.

Chapó Pablo, más razón que un santo (aunque nos siga dando mucha pena que cerréis).

¡¡Mucha suerte a ambas familias, os deseo lo mejor!!

 

27 Respuestas a “De crisis, cierres y grandes dosis de positivismo”
  1. Neus

    Tatán Toys cierra? Buf, no me digas… Llevaba un tiempo diciéndome que tenía que pasarme a ver a Clara y apuntar a Diego a otro de los maravillosos talleres. Qué pena! Sin duda, la tienda era una maravilla, los juguetes preciosos y Clara tiene una magia especial.
    Tienes toda la razón con el apoyo al pequeño comercio y a las marcas pequeñitas que lo están haciendo bien: son las que dan color, matices y encanto a la ciudad.
    Gracias por el post. Y muchos ánimos y toda la suerte del mundo a Pablo y a Clara.

    Responder
  2. Marian

    No me digas! Desde qué nos los presentaste he ido varias veces…que pena…a ver si levanta la cosa por que esta bastante difícil!
    Mucho ánimo para ellos!
    Bsos

    Responder
  3. Oskia

    ¡Qué pena! Esta crisis tan larga y tan profunda está acabando con tiendas maravillosas como las que comentas que surgieron fruto de la ilusión, la valentía y el buen gusto de muchas personas.
    Besos.

    Responder
  4. Almudena

    Que pena, madre mía, puñetera crisis (hablando claro), se está llevando por delante tiendas maravillosas, ilusiones…
    Seguro que de esos dueños saldrán cosas geniales, aunque esos proyectos tan bonitos son casi casi insuperables. Ojala les vaya todo genial.
    Besos

    Responder
  5. Emma . Pigs & Roses

    ¡Ay! Que penita leerte hoy, no es justo como está afectando a la pequeña empresa…. que dos lugares tan encantadores. Seguro que resurgirán con más fuerza porque las personas con optimismo e imaginación salen de todas. La vida sigue ¡alegría! hay cosas mucho peores ¡Ánimo! ¡Qué saldrán victoriosos!

    Responder
  6. Ahora también mamá

    Es horrible que esté afectando esta situación a los más débiles. Siempre toca a los mismos pagar el pato roto y no es nada justo.
    Mucho ánimo a los propietarios y a los que nos pilla más lejos si nos dan facilidades para ver los juguetes y comprarlos vía internet o redes sociales, avisadnos. Haremos lo que podamos.
    Un besote!

    Responder
  7. Raquel Carmona

    Joo la verdad que esta crisis se está llevando por delante muchas ilusiones y con ella los sueños de muchos, pero como bien dices hay que seguir hacia delante y no hundirnos. Las ganas, el tesón y esperemos que con la ayuda de todos esto se vaya recuperando. Besos

    Responder
  8. lole

    Es muy triste que todos esos pequeños negocios que llenan de vida las ciudades (y las diferencian) tengan que echar el cierre. Hay tanta ilusión puesta en un proyecto así que deja de ser simplemente un negocio para convertirse en algo mucho más grande. Siempre que puedo priorizo hacer mis compras en el pequeño comercio, especialmente cuando toca hacer regalos, porque valoro un montón el esfuerzo que supone al pequeño emprendedor estar ahí y ofrecernos cosas diferentes y de calidad. A ambos les deseo lo mejor de aquí en adelante, y mucha suerte; porque valentía para seguir nuevos caminos estoy segura que tienen para rato!

    Responder
  9. miri

    Oh que pena, no me gusta que negocios asi cierren, se merecen un empujón y tenemos que apostar por el comercio del barrio, yo siempre que puedo hago compras en pequeñas tiendas, el trato casi siempre es distinto y mejor que al de una gran superficie y la atención tan personal, tan cercana…

    Responder
  10. Montse García

    Beatriz, hace tiempo que yo me decía: me encanta “refugiarme” leyendo algunos blogs porque nunca hablan de crisis y lo mal que nos va a los que tenemos negocios pequeños…… Y así siempre encontraba algo para alegrarme y tener esperanza en que pronto cambiara. Pero en el camino quedarán muchas ilusiones y muchos negocios que han apostado fuerte por el cambio y con la ilusión y esfuerzo que ello conlleva.
    Ojalá no tengas que escribir muchas entradas como la de hoy, y el trabajo y el esfuerzo tengan su recompensa.
    Un abrazo y mucha suerte a las dos tiendas!!!

    Responder
  11. ampa de O'mimi

    qué pena dan estas cosas! lo peor de todo y poniéndome en modo “indignadaqueacampa” (q no es lo mio) me da rabia que las grandes cadenas de juguetesparaniñostontos seguiran creciendo y creciendo, donde no puedes encontrar ni un juguete que tenga un plus añadido, donde no hay ni un “tesoro” y… yo que soy de pueblo y voy poco a la capital, encima, me quedo sin conocerlas! ay qué penapenitapena, pero por supuesto, hay que seguir, pues la sonrisa y la ilusión no se acaban con una crisifinanciera! ole por ellos, por sus ganas, porque gracias a ellos hay niños más felices
    un beso

    Responder
  12. Maï

    Olé por esa gran frase de Pablo. Estoy segura que todos ellos con su vena emprendedora se embarcarán en algo nuevo, no me cabe ni la menor duda.

    Lamentablemente muchas cosas están pasando, yo también el martes me atreví a hablar de ello en el Blog porque si algo podemos hacer a través de internet muchas veces es a hablar de cosas que están pasando.

    Un gran post el que has escrito, el sábado no me atreví a saludarte, ayyyy me entraron esos nervios :S
    Acabo de leer esta entrada de la web unadocenade.com. “Una docena de razones para impulsar el pequeño comercio”, y creo que en este comentario queda bien. Mucho ánimo a todos, vienen tiempos mejores seguro.

    Responder
  13. Luna de Papel

    Qué pena nos da oir este tipo de noticias…(una palabra mal sonante quedaría muy mal en este blog tan bonito), Seguro que les ha costado muchas horas de sueño el tomar esta decisión, pero lo entendemos perfectamente. Sabemos lo que es levantarte y acostarte todos los días con el mismo mantra “y qué puedo hacer mejor?”.
    Y bien lo estamos haciendo, pero la energía rebotada llega gota a gota.
    Este tipo de proyectos diseñados con ilusión, y construidos con mucho cariño y esfuerzo, te aportan la rentabilidad personal del “bien-hacer”, y si con eso sólo puedes vivir, perfecto…pero para el 99% de los casos esto no es suficiente.
    De lo que si estamos seguras es que la energía que en estos proyectos se ha volcado, se transformará y volverá a materializarse en otro nueva aventura en poco tiempo…HASTA PRONTO!!

    Responder
  14. Pablo

    Muchas gracias a todos por vuestros mensajes de apoyo y especialmente a Beatriz que nos ha estado apoyando desde el principio. Por supuesto nosotros seguiremos su maravilloso blog y quién sabe si algún día podremos darle a Beatriz la primicia mundial de nuestra vuelta al fantástico mundo de los juguetes.

    Besos a todos de Natalia, Pablo, Ion, Aitor y Nicolás.

    Como dijo el gran Einstein: “Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla”

    Y como dijo el gran Terminator… “I’ll be back…” (volveré…)

    Responder
    • ana

      Gracias a vosotros porque con vuestra actitud y energía sois un maravilloso ejemplo de superación.

      ana♥

      Responder
  15. Nisi

    Uff, me parte el alma ver cerrar tiendas pequeñas. Llevo toda mi vida viviendo en el mismo barrio y nunca, nunca había visto tantos locales vacíos como ahora. Es casi desesperante. Y muy triste.

    Responder
  16. Cris

    Hola Bea.
    Justo acabo de pasarme por Tatán, que me pilla al lado del trabajo, y estaba bastante llena.
    Creo que las chicas estarán te muy agradecidas por al menos poder tener un cierre por todo lo alto.
    A la porra la crisis, los chorizos (en su versión político, banquero, reyes, infantes, deportistas…).
    Que los negocios chiquitines son los que merecen la pena y están obligándoles a desaparecer.
    ¡Ánimo a las dos tiendas, que sois muy grandes!

    Responder
  17. Alba

    Madre mía envíales mucho ánimos!!! menudo país tenemos!!!

    Para animarte un poco apúntate al sorteo que tengo en el blog, te dejo el enlace por aquí

    http://rayasymanchas.wordpress.com/2013/06/13/nuevo-sorteo/

    mil besos

    Responder
  18. Rocio

    ¡¡Qué pena!!
    Conozco Tiny Toy, me encanta esa tienda. Siempre compraba la Kireei allí, también la guía mammaproof que he regalado en varias ocasiones, y la selección de juguetes era espectacular!! Cosas que no se encontraban en ningún otro sitio, diferentes, originales, educativos, eran acierto asegurado, y los niños iban encantados a jugar a la casita siempre llena de juguetes…
    Snif, snif…

    Responder
  19. Clara

    ¡¡GRACIAS A TODOS!!
    Debo decir que la liquidación está siendo, sorprendentemente, una experiencia muy positiva. Estamos recibiendo tantos mensajes y gestos de apoyo y de cariño que está siendo precioso confirmar que la gran familia Tatán se quiere muchísimo. Un favor, ¡¡¡traednos a los niños para poder despedirnos!!!. ¡Los niños han sido siempre los protagonistas y lo mejor de Tatán, y nos llevamos sus sonrisas, sus comentarios, su arte, sus preguntas y hasta sus enfados con nosotros y para siempre! Pero nos encantaría porder llevarnos también un beso de despedida de cada uno de ellos…
    Gracias a todos por estar ahí, y gracias Bea por todo. ¡Tu generosidad no tiene límites, ya te lo he dicho muchas veces!
    Nosotros, como Pablo y Natalia, seguro que volvemos también, ¡ya lo veréis!
    ¡Un beso enorme también a Tiny Toy!

    Responder
    • Neus

      ¡Clara! Sin duda me acerco la semana que viene con Diego para darte un enorme beso de hasta siempre!

      Responder
    • Pablo tinytoy

      Hola Clara, a ver si hablamos y unimos esfuerzos! Ha sido un placer trabajar con vosotros. Mucha suerte en el futuro. Besos

      Responder
  20. Sandra Vázquez

    Qué pena…..nosotros también hemos perdido tiendas emblemáticas, cines, restaurantes…..esperemos que todos vuelvan con más fuerza cuando esto acabe 🙂

    Responder
  21. giozi

    En mi pueblo también pasa lo mismo. Ahora casi en todas las calles hay algún negocio que ha cerrado. En algunos de ellos conocía gente y me apena mucho ver los locales ahora cerrados, algo fantasmas, puesto que la verdad la mayoría ni se han vuelto a alquilar.
    No sólo se trata de la pérdida del dinero, si no que una tienda es como otro hijo, hubieron tantas ilusiones puestas.
    Espero que esto se solucione pronto y me parece precioso el reconocimiento y la palmadita de ánimo que has dado a tus amigos con este post. Muy de ti.
    Un besote guapísima.

    Responder
  22. Noelia

    Jooo…qué verdadera pena…hasta dónde vamos a llegar?
    Sólo animar a los afectados y a seguir con la actitud (eso es lo único q no nos pueden quitar) de Pablo!
    Seguro q se abrirán muuuchass + puertas, chicxs!!
    Abrazo energético desde Vitoria (q el panorama comercial es desolador!)

    Responder
Deja una Respuesta

Al dejar un comentario en cbda, estás aceptando formar parte de su base de datos. Puedes consultar la política de privacidad Por favor, se amable y respetuoso. ¡Gracias!