Al mal tiempo, buena cara

Cuando hace unos años llegaba a la playa en vacaciones y me encontraba con dias nublados y de lluvia, me tiraba de los pelos y despotricaba por la mala suerte que habiamos tenido… Necesitaba el sol como el vivir…

Ahora no…

Ahora disfruto de los días nublados y medio lluviosos, creo que esconden mucho encanto…

Pasear prácticamente solos por la playa, los cielos encapotados, la luz que tienen, el olor a mar, la brisa… Es la cara B de la playa, que disfrutamos igualmente, al fin y al cabo, son vacaciones, con o sin sol, y eso es lo que cuenta.

Me gusta cuando tienes que ir a la playa con una chaquetita y un chubasquero… ¿no os encanta esa sensación?

A Martina desde luego, lo mismo le da que luzca el sol o este todo nublado, ella lo quiere es ver el agua y rebozarse en la arena.

Y yo he sabido encontrarle su punto a estos dias gracias a la fotografía, y a Kenya y Martina que disfrutan de la playa haga el tiempo que haga…

Desde que se acabó lo de tumbarse a tomar el sol plácidamente, he aprendido a apreciar todo tipo de días…

Te das cuenta de que hay muchas otras cosas que hacer, que en la playa se pueden hacer otros planes, que pasear y jugar por el pueblo también es divertido y que quedarse a pintar en casa o jugar al escondite con el tío Pato también es un planazo.

Esta foto se la dedico a Lucía porque gracias a su Picture Thursday, descubrí que los grafittis también pueden dar mucho juego en una foto. Asi que en cuanto vi este, no lo dudé…

Resumiendo, que hay que saber ponerle al mal tiempo, buena cara, buscar otros planes y saber verle el encanto a cualquier tipo de dia…

Yo, como fanática de la fotografía, encuentro que las instantáneas que consigues en días nublados, tienen “un algo” muy especial, ¿no creéis?

¡Hasta mañana!

 

 

20 Respuestas a “Al mal tiempo, buena cara”
  1. Conchi

    Pues sí, dicen que un día nublado (sin pasarse) tiene la luz perfecta para hacer retratos.

    Martina está preciosa

    Responder
  2. CRIS

    ¿Sabes? Yo que vivo al lado del mar (Sitges) no hay nada que me guste mas que bajar a la playa los dias de mal tiempo y que mi hijo Pepe quiera hacer surf, sentarme a verle (y a sufrir, solo tiene 7 años) con un jersey, sin calor, sin gafas de sol. Buf una de las mejores sensaciones que se pueden tener y si encima la criatura consigue coger una ola ya es la bomba.

    Gracias por tus posts. Eres fuente de inspiración para una novata como yo.

    Cris

    Responder
  3. Carmen

    Que fotos mas bonitassssss! Me ha chiflado tu post de hoy!

    Responder
  4. Natalia

    Me gustan mucho los dias nublados en la playa,igual es por haber veraneado tantas veces en el Norte…Me gusta la sensación de sentarte frente al mar y contemplarlo,mientras la mente vuela…y dejar las huellas en la arena junto a los puntitos que ha dejado la lluvia. Esos días tienen un punto nostálgico,y son muuuy relajantes.Que guapa está la enanis!!!

    Responder
  5. Angi

    que envidiaaaaa, que relaxxx, que niña más bonitaaaa :))) a disfrutar que esas vacaciones son muy merecidas!!!

    Responder
  6. Oscar y Carolina

    Éste es el primer año que voy a ir a la playa y no voy a poder tumbarme… y estoy encantada!!! tengo ganas de ver que hace Jorge en la playa y espero que le guste tanto como a nosotros… así que supongo que también apreciaré los días nublados… aunque ahora mismo, viviendo en Asturias, estoy un poco cansada de tanta nube…
    Besos.

    Responder
  7. La casa del juguete

    Llevas razón en que es una gozada la sensación de estar con el chubasquero y calentitos disfrutando del paseo por la playa.

    Nosotros nos vamos mañana !!!!!

    Que lo paséis muy bien.

    Besitos.

    Responder
  8. luisa

    las fotos preciosas, con días nublados también quedan preciosas. Bss

    Responder
  9. Ana

    Muchas veces, prefiero esos días nublados junto al mar… huelen diferente…

    Responder
  10. Ana (arteconarte21)

    Muchas veces, prefiero esos días nublados junto al mar… huelen diferente…

    Responder
  11. Little Muna

    Yo aún soy de las que maldice los días nublados si estoy en la playa. Las fotos son preciosas y Martina está riquísima, disfrutad familia!

    besos

    Responder
  12. núria

    Pero que niña tan preciosa! Un beso

    Responder
  13. muchochupchup

    Pues yo soy del grupo de Martina porque también me encanta revolcarme en la arena…lo que no me gusta es ir encontrando después montoncitos de arena por toda la casa, así que es una afición que poco a poco he ido abandonando…

    Responder
  14. Paloma

    Pues siiiiiiii,la playa es una gozada con sol o sin el! pero acuérdate cuando íbamos de vacaciones al norte, el día que llovía nos poníamos el chubasquero, las botas de agua y de excursión al bosque, a coger moras, fresas, caracoles o simplemente hojas, que bien lo pasábamos! ……
    Martina disfrutando como una loca, ya la echo de menos.
    Muchos besos

    Responder
  15. estela Pinticienta

    Hoy me ha encantado tu entrada, ha sido super relajante. Las fotos preciosas,
    quedais invitados a pasar las vacaciones a Santander y seguro que puedes llevar chaquetita a la playa un montón de días jejeje

    saludos desde debajo de las nubes

    Responder
  16. Rosa Ana

    Que fotos tan bonitas…

    Responder
  17. Arantxa

    Son unas fotos preciosas, con o sin sol….

    Arantxa

    Responder
  18. Pilar

    ¡Qué fotos tan bonitas! Tienes una niña bien guapa Beatriz. Yo también pienso que los días nublados en la playa tienen su encanto. Para los niños es muy divertido bañarse y hacer castillos de arena, pero personalmente me parece muy agobiante tener que pegarte por 15 cms de arena para tender la toalla.

    ¡Gracias por la información sobre los pantalones de Martina!

    Que disfrutéis de estos días.

    Responder
  19. Marta

    Preciosas fotos!!

    Responder
  20. oliviasoaps

    que muñeca por favor!!!! Martina, cada día estás mas bonita!

    Responder
Deja una Respuesta

Al dejar un comentario en cbda, estás aceptando formar parte de su base de datos. Puedes consultar la política de privacidad Por favor, se amable y respetuoso. ¡Gracias!